• |
  • |
  • END

El presidente de Bolivia Evo Morales distribuyó 11 millones de dólares, donados por su homólogo y aliado político Hugo Chávez, a 27 alcaldes del departamento de Santa Cruz, el bastión de la oposición a su gobierno, informaron este viernes medios locales.

El mandatario viajó el jueves en la noche a la pujante ciudad de Santa Cruz, donde entregó cheques en mano propia a las autoridades municipales, de un presupuesto global que bordea los 80 millones de dólares para estos gobiernos locales, además de las Fuerzas Armadas y de la Policía.

El presidente Morales distribuye recursos económicos donados por Venezuela a municipios de todo el país, en el marco de un plan para la ejecución de obras básicas en infraestructura vial y saneamiento.

En el acto realizado en un céntrico hotel de la ciudad, unas dos docenas de jóvenes de la radical Unión Juvenil Cruceñista, el brazo de choque del poderoso Comité Cívico departamental, se apostaron a pocos metros de las puertas de ingreso para insultar al mandatario boliviano.

Los activistas quemaron llantas en las calles adyacentes e hicieron detonar petardos, mientras unidades antidisturbios de la Policía se desplegaron en el lugar para controlar a los manifestantes.

Santa Cruz es la región que lidera la oposición a Morales, junto a los departamentos de Beni (noreste), Tarija (sur) y Pando (norte), donde sus líderes civiles proclamaron sendos estatutos de autonomías regionales.

“Sólo muerto saldré del palacio”, dice Morales
Por otra parte, el presidente Morales sentenció este sábado que saldrá “muerto de Palacio de Gobierno” si la oposición intenta utilizar otra vía que no sea la democrática para sustituirlo, y volvió a retar a los prefectos opositores a someterse a un referendo revocatorio.

“Quiero que sepan, de confianza, con responsabilidad y sinceridad, mientras este nombrado presidente constitucional, democráticamente, y si quieren sacarme me sacarán muerto del Palacio”, puntualizó en un discurso pronunciado ante centenares de mineros en la localidad de Llallagua al este de La Paz.

El mandatario izquierdista acusó a “la derecha, a los conservadores, los neoliberales sirvientes del imperialismo norteamericano de tocar las puertas de las Fuerzas Armadas” para derrocarlo, en su discurso transmitido por la estatal radio Patria Nueva.

“Seguramente quieren sacarnos, asustarnos, amedrentarnos”, matizó, y dijo que no tiene ningún “miedo a los oligarcas, a quienes en tantos años de gobierno lo único que hicieron es robar y robar”.ç
Año plagado de dolores de cabeza
Morales ha vivido un año plagado de dolores de cabeza en su intención de refundar el país a través de una Constitución que logró hacer aprobar, pero que seis de los nueve departamentos del país, y en todo caso los más ricos, no aceptan.