•   Naciones Unidas, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • AFP

 El presidente de Irán, Hasan Rohani, descartó este miércoles iniciar un nuevo diálogo con Estados Unidos para revisar el acuerdo de 2015 sobre el programa nuclear iraní, alegando que sería una "pérdida de tiempo".

"Un gobierno estadounidense que escoge ignorar sus compromisos internacionales legales y legítimos... una conversación con tal gobierno sería una pérdida de tiempo", dijo Rohani a periodistas en una reunión al margen de Asamblea General de la ONU.

El presidente Donald Trump ha amenazado con declarar a Irán en violación de este tratado de 2015, que también firmaron Reino Unido, Francia, Rusia, China y Alemania, e imponer nuevas sanciones estadounidenses a Teherán.

Rohani dijo que si Estados Unidos se retira del acuerdo, Irán tenía "varias opciones" incluyendo "la eliminación de obstáculos".

"Significa que tendríamos las manos libres para tomar cualquier acción que veamos beneficiosa para nuestro país", dijo, sin dar más detalles, aunque aseguró que Irán nunca buscará desarrollar armas nucleares.

"Irán nunca ha buscado, no está buscando y nunca buscará armas nucleares", insistió.Rohani dijo que si Estados Unidos se retira del acuerdo, Irán tenía "varias opciones" incluyendo "la eliminación de obstáculos".

Rohani advirtió que en caso de que Estados Unidos se retirara del acuerdo, Irán también tendría que mirar la posición del resto de los países firmantes.

El ministro de Relaciones Exteriores iraní, Mohammad Javad Zarif, tenía previsto reunirse este miércoles con su homólogo estadounidense Rex Tillerson por primera vez.

Pero aclaró que no estaba sobre la mesa la reapertura de negociaciones, un día después de que Trump calificara el acuerdo como una "vergüenza" para Estados Unidos.

"Es un acuerdo que tomó más de dos años de negociación sobre cada palabra y cada frase", dijo Zarif. "Si se saca un solo ladrillo, todo el edificio se derrumbará".

Los socios europeos de Washington continúan apoyando el convenio de 2015, que consideran como la mejor y única manera de impedir que Irán desarrolle armas nucleares.

"Sería un error abandonar el acuerdo sin nada más", dijo el miércoles el presidente francés Emmanuel Macron, tras instar a ampliar el texto con medidas que restrinjan el desarrollo de misiles balísticos y prolonguen las limitaciones a Irán para el enriquecimiento de uranio, principales demandas de Trump.

Concluido el 14 de julio de 2015 en Viena tras más de una década de tensas negociaciones, el acuerdo entre Teherán y seis potencias mundiales garantiza la naturaleza civil del programa nuclear iraní, a cambio del levantamiento de sanciones.