•  |
  •  |
  • END

Reino Unido(GBR), Londres
Decenas de miles de personas reclamaron el sábado en Londres “salvar a los niños, no a los banqueros”, en una manifestación pacífica en vísperas de la cumbre del G20 que se abre el jueves en la capital británica en busca de soluciones a la crisis económica mundial.

Unas 35,000 personas, según cifras de Scotland Yard, recorrieron el centro de Londres, agitando banderas y lanzando consignas en las que instaron a los 20 gobernantes de las potencias industrializadas y emergentes a “combatir la pobreza y el cambio climático” y a crear “un mundo más justo y equitativo”.

La marcha convocada por la alianza “Put People First” (Prioridad a la gente) -que reúne a unas 150 organizaciones, entre ellas sindicatos y grupos ecologistas- fue la primera de decenas de manifestaciones organizadas con ocasión del G20, que han puesto a la policía británica en estado de alerta.

“Nunca se ha formado una alianza tan amplia para lanzar un mensaje claro y unificado a los líderes del mundo”, declaró un dirigente sindical británico, Brendan Barber.

Cantando, tocando tambores y pitos, y agitando banderolas y carteles, los manifestantes, de todas las edades y orígenes, marcharon en orden unos 6 kilómetros hasta Hyde Park, donde se celebró un mitin. No se reportaron incidentes, indicó la policía.

En la manifestación se escuchaba hablar español, alemán, francés o japonés. Había viejos y jóvenes, estudiantes, trabajadores y desempleados, pero todos parecían unidos por su indignación contra el sistema actual y sus gobernantes.

“Los que gobiernan han demostrado su ineficacia a la hora de afrontar los verdaderos desafíos, que son la pobreza, el hambre, la desigualdad”, afirmó a la AFP Sandra Marinni, que viajó desde Roma, para participar en la marcha.

Mensaje para los
líderes del planeta
“Estamos aquí para enviar un claro mensaje a los líderes del planeta: Queremos un mundo mejor y más justo”, agregó la joven.

Muchos denunciaban en especial a los banqueros. “Nuestro gobierno está más preocupado por salvar a los banqueros que por crear empleos y ayudar a la gente”, dijo Barry Beckett, un electricista del norte de Londres.

“Las viejas ideas de mercados sin ninguna regulación no funcionan y han provocado el casi colapso de la economía mundial. Han fracasado en combatir la pobreza y han hecho muy poco por combatir el cambio climático”, afirmó Barber.

Miles de personas manifestaron en otras ciudades europeas como Berlín, París y Roma. En Madrid, cientos de personas se concentraron para pedir responsabilidades por la crisis internacional y soluciones a la misma.

Manifestaciones en diversas capitales

Desde el balneario chileno de Viña del Mar, donde participó en la Cumbre de líderes progresistas, el vicepresidente estadounidense, Joe Biden, llamó a los manifestantes a dar al G20 una oportunidad para adoptar medidas para terminar con la crisis global.

Manifestaciones parecidas han sido convocadas en otras capitales, entre ellas Berlín y París, con motivo de la cumbre de jefes de Gobierno y de Estado de 20 potencias industrializadas y emergentes que se abre el 2 de abril en el Excel Centre, en el este de Londres.

Otras protestas menos pacíficas están previstas en la capital británica en los próximos días, entre ellas una el miércoles 1 de abril, cuyo blanco serán los banqueros.

El 1 de abril, “April Fools Day”, día tradicional de bromas e inocentadas en varios países europeos, los manifestantes marcharán hacia el Banco de Inglaterra (BoE), precedidos de los “cuatro jinetes del Apocalipsis”: la guerra, el caos climático, los crímenes financieros y la falta de vivienda.

Ese mismo día se instalará en la City un campamento para denunciar el calentamiento del planeta. Sus organizadores, que han acumulado ya una gran experiencia en protestas contra la ampliación del aeropuerto londinense de Heathrow, reafirmaron el viernes que esa jornada estará marcada por “acciones espectaculares”.