•   Naciones Unidas  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El Gobierno mexicano afirmó hoy que dejará "para más adelante" los temas políticos con EE.UU. relacionados con la construcción del muro fronterizo, ya que el país se centrará en el rescate de víctimas del terremoto del pasado martes.

"Esos temas podrán venir más adelante", respondió el canciller mexicano, Luis Videgaray, en una rueda de prensa después de pronunciar un discurso en la Asamblea General de la ONU.

"Hoy México tiene una sola realidad, que es rescatar aquellos que puedan estar todavía con vida debajo de los escombros", sostuvo el representante de México, donde han muerto más de 270 personas y unos 40 edificios de la capital se han desplomado tras el terremoto el pasado martes de magnitud 7,1.

El canciller sostuvo que México se recuperará "y lo hará con la ayuda de la comunidad internacional", que dijo incluye a EE.UU., país que señaló tiene gran capacidad para enfrentar estos retos.

"El presidente (Donald) Trump fue bien rápido en responder" y en enviar personal de agencias, entre ellas del Departamento de Estado y de la Agencia para el manejo de Emergencias (FEMA) que se movilizaron para enviar cuatro equipos, entre ellos de California, a lugares en Ciudad de México donde hubo el desplome de edificios.

Indicó que El Salvador y Panamá fueron los primeros en llegar por su cercanía, una lista que incluye además a Israel, que proveyó de equipo para remover piedras y concreto convertidos en escombros tras el desplome de los edificios.

Videgaray dijo que horas después del sismo conversó con el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, al que pidió ayuda para su país, donde los damnificados ya suman unas 300.000 personas en Oaxaca y Chiapas.

El diplomático mexicano apuntó que aceptarán la ayuda de cualquier país que la ofrezca y agregó que el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, se comunicó con su homólogo de México, Enrique Peña Nieto.

"Necesitamos la ayuda de todos los que tan generosamente la ofrecen" como Japón, que sufrió recientemente un sismo y que tras catorce horas de vuelo "llegaron y se pusieron a trabajar de inmediato".

También mencionó que han ofrecido su ayuda China, Rusia, Canadá, Colombia y Suiza. Videgaray repitió en la rueda de prensa los agradecimientos expresados en su intervención en la Asamblea General y subrayó que "es doloroso y un tiempo extremadamente difícil para México".

"A todas las naciones del mundo, donde quiera que estén, les decimos de corazón muchas gracias" por haber enviado personal y equipo para trabajar "hombro con hombro" con los mexicanos en el rescate, afirmó.