•  |
  •  |
  • END

Los pobladores del estado norteamericano de Dakota del Norte observaban preocupados este sábado las aguas congeladas que cubrían los diques, en la peor inundación en 112 años, mientras el presidente Barack Obama prometía ayuda para luchar contra la situación.

Algunos funcionarios expresaron sus temores de que hasta 30,000 personas pudieran quedar sin hogar si el río Red -con su caudal aumentado por el derretimiento de la nieve que podría alcanzar sus niveles máximos el domingo por la noche- rompiera los diques que protegen a Fargo y a Moorhed, en la ribera opuesta, sobre el estado de Minnesota.

Inician evacuación

Unas 3,500 personas ya fueron evacuadas en este estado, cuyas praderas se veían cubiertas de nieve, y Obama se comprometió el sábado a hacer todo lo que sea necesario para ayudar a las víctimas de inundaciones, tanto en Dakota del Norte como en Minnesota.

”Continuaré monitoreando la situación con cuidado”, dijo el Presidente Obama en su discurso de radio semanal.

“Haremos lo que se tiene que hacer para concertar con las agencias estatales, locales, organizaciones sin fines de lucro y voluntarios que hacen tanto para ayudar en el esfuerzo de respuesta” a un posible desastre, agregó.