•   Dakar, Senegal  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El presidente de Gambia, Adama Barrow, firmó ante la Asamblea General de las Naciones Unidas un tratado mediante el cual se compromete a abolir la pena de muerte en el país, informaron hoy medios locales.

Barrow convirtió con su rúbrica a Gambia en el país número 85 que forma parte del Segundo Protocolo Facultativo del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, que prescribe la abolición de la pena capital.

A pesar de las reiteradas protestas de organizaciones de defensa de los derechos humanos y llamamientos a la clemencia de la comunidad internacional, este pequeño país había recuperado la pena capital bajo el mandato del entonces presidente Yahya Jammeh, en 2011, tras 27 años sin aplicar el letal castigo.

"Al firmar los tratados, la nueva Gambia continúa promoviendo la democracia y mostrando el compromiso del Estado de proteger la vida de los activistas políticos. Esto acabará con el temor y promoverá el Estado de derecho para que los ciudadanos expresen sus derechos civiles y políticos", indica el diario The Point.

Barrow "hizo historia", asegura este medio, "al ser el primer presidente de Gambia en firmar cinco tratados de las Naciones Unidas al mismo tiempo" mientras asistía ayer a la Asamblea General de la ONU, que se celebra estos días en Nueva York con la asistencia de líderes de todo el mundo.

Las demás convenciones internacionales suscritas por Gambia tratan de la protección de los trabajadores migratorios y sus familiares, de la protección de las personas contra las desapariciones forzosas y de la transparencia en el arbitraje entre inversores y los Estados.

Asimismo, Barrow ratificó el tratado sobre la prohibición de las armas nucleares, texto aprobado el pasado julio por más de 120 países aunque boicoteado por las principales potencias atómicas.

El presidente Barrow llegó al poder en diciembre de 2016 al ganar las elecciones, poniendo fin así a los 22 años de presidencia de Jammeh, quien en un primer momento trató de mantenerse en el cargo, aunque finalmente cedió a las presiones diplomáticas y se encuentra actualmente exiliado en Guinea Ecuatorial.