•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La Secretaría de Salud de EE.UU. abrió una investigación interna al máximo responsable de la cartera, Tom Price, a raíz de una información publicada hoy en que se denunciaba que el secretario habría abusado del uso de vuelos privados en sus viajes de trabajo.

"Se está llevando a cabo una revisión del uso de vuelos privados en los viajes domésticos del secretario Price. Esta revisión se centra en si estos viajes cumplieron con la Regulación Federal de Viajes, pero puede incluir otros aspectos relacionados", señaló la portavoz de la Secretaría de Salud, Tesia Williams, en un comunicado.

La polémica estalló cuando el diario Político publicó un artículo en el se afirmaba que, sólo desde mayo pasado, Price habría incurrido en unos gastos superiores a los 300.000 dólares en 24 vuelos privados.

"Nos tomamos este asunto muy seriamente y, cuando surgen preguntas sobre viajes potencialmente inapropiados, inmediatamente encaramos el problema", afirmó Williams.

La publicación señalaba que la mayoría de estos viajes se produjeron entre ciudades estadounidenses entre las que existen numerosas rutas comerciales que podrían haber servido al representante del Gobierno para realizar sus viajes sin generar gastos adicionales al erario público.

El cirujano ortopédico y antiguo congresista republicano, que asumió la cartera de Salud el pasado febrero, rompe así con la tendencia de sus predecesores, Sylvia Mathews Burwell y Kathleen Sebelius, que habitualmente empleaban compañías comerciales para sus viajes domésticos.

Esta nueva controversia viene a sumarse a la generada en las últimas semanas por dos de los colegas de Gobierno de Price, los secretarios del Tesoro y de Educación, Steven Mnuchin y Betsy DeVos, respectivamente, que en las última semanas se han visto envueltos en escándalos similares.

La actitud de Mnuchin generó un sinfín de reacciones negativas en las redes sociales después de que su esposa, la actriz Louise Linton, publicará en su cuenta de Instagram una fotografía bajando del avión oficial en el que la pareja se había desplazado a Kentucky y en el que hacía alarde de las exclusivas prendas que vestía.

Además, los medios locales se hicieron eco de que el viaje, que tuvo lugar el pasado 21 de agosto, coincidía con el eclipse total que cubrió Estados Unidos ese día y tenía como destino uno de los mejores emplazamientos para observar el suceso que se había convertido en todo un acontecimiento en el país.

Por su parte, DeVos tuvo que defenderse este jueves de las acusaciones de pasarle la factura al Gobierno de los viajes oficiales que realiza en su avión privado.

A través de la portavoz de la Secretaría de Educación, Liz Hill, la titular de ese departamento quiso dejar claro que ella misma paga todos los gastos generados en sus desplazamientos, incluidos los del dispositivo de seguridad que la acompaña, informó Político.

De acuerdo con la versión oficial, los gastos por los desplazamientos de la funcionaria, que es multimillonaria gracias a su matrimonio con el heredero de la Corporación Amway, Dick DeVos, apenas habrían sido de 184 dólares para la compra de un billete de tren desde que asumió el cargo a principios de año.