•   La Paz, Bolivia  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El canciller boliviano, Fernando Huanacuni, pidió al secretario General de la OEA, Luis Almagro, leer el manual de sus funciones a propósito de su petición al presidente Evo Morales de respetar la decisión popular del referendo de 2016 que rechazó la reelección del mandatario.

"El señor Almagro tiene que revisar el manual de funciones y recordar que él ha sido delegado para coadyuvar a los Estados y los Estados son los que le dan los lineamientos para su accionar", sostuvo Huanacuni en una entrevista en el canal estatal Btv.

Añadió que la "vulneración de la soberanía" no es la atribución ni competencia de Almagro.

El canciller expresó que la OEA debe ser un espacio de integración que respeta la soberanía de cada país y que Bolivia acudirá a sus propios mecanismos para que el pueblo sea quien decida sobre la reelección de Morales.

"El pueblo es quien decide a través de los mecanismos, los recursos que han sido establecidos en el ordenamiento jurídico nacional y además concorde y acorde al ordenamiento internacional", señaló.

Esta semana Almagro escribió en su cuenta de Twitter que el presidente Evo Morales debe respetar la decisión popular de referéndum del 21 de febrero de 2016 donde ganó el "no" a la reelección de Morales.

El secretario general de la OEA reaccionó ante el recurso planteado esta semana por el oficialismo boliviano para que el Tribunal Constitucional (TC) declare que son inaplicables varios artículos de la Constitución y anule otros de la ley de Régimen Electoral que impiden la nueva candidatura de Morales en 2019.

El partido de Morales, el Movimiento al Socialismo (MAS), argumenta, entre otras cosas, que los artículos observados afectan los derechos políticos del presidente y contradicen la Convención Interamericana de Derechos Humanos, que ampara el ejercicio del derecho político y del poder político.

Se trata de la nueva iniciativa concreta asumida por el MAS para conseguir la habilitación de Morales como candidato a los comicios de 2019.

La Constitución boliviana establece solo dos mandatos consecutivos, pero el actual gobernante pudo presentarse a las elecciones de 2014 para conseguir un tercer mandato gracias a un fallo del TC que señaló que Bolivia fue refundada con la nueva Carta Magna en 2009.