•   Madrid, España  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El Tribunal de Cuentas español reclamó hoy al expresidente del Gobierno de Cataluña Artur Mas 5.2 millones de euros por los gastos que produjo la consulta independentista de noviembre de 2014, declarada ilegal por la Justicia española.

El nacionalista Mas, presidente del Gobierno catalán de 2010 a 2016, convocó en noviembre de 2014 un referéndum independentista en esa región, que tras ser suspendido por el Tribunal Constitucional se celebró como una consulta no vinculante y sin valor legal.

Mas fue condenado a dos años de inhabilitación y el Tribunal de Cuentas lo investigó por supuesto desvío de dinero público para dicha consulta.

Fuentes del Tribunal aseguraron hoy que facilitarán a Más y a una docena de cargos de su gobierno, también encausados, un acta con la cantidad que debe abonar cada uno de ellos.

El Tribunal de Cuentas español es un organismo oficial que se encarga de fiscalizar el gasto del sector público y de enjuiciar responsabilidades fiscales, en este caso, el supuesto desvío de dinero para financiar una consulta que había sido declarada ilegal.

Los afectados por este caso disponen de 15 días para depositar la fianza y, de no poder ejecutarla, se les embargarán bienes, cuentas bancarias y, en definitiva, su patrimonio, explicaron las fuentes.

La fianza tiene la peculiaridad de ser "solidaria", es decir, que si alguno de los encartados no tiene dinero los demás habrán de responder por él.

Esta actuación se produce la misma semana en la que el Gobierno catalán ha convocado un nuevo referéndum independentista, también suspendido por el Tribunal Constitucional.

Sin embargo, el actual presidente catalán, Carles Puigdemont, insiste en celebrar la consulta el próximo 1 de octubre.