•   San Juan, Puerto Rico  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El director de la Compañía de Turismo de Puerto Rico, José Izquierdo, dijo hoy que no es recomendable visitar la isla caribeña en estos momentos, tras ser devastada por el paso del huracán Irma la madrugada del pasado miércoles.

"Ahora no es recomendable que los turistas vengan a Puerto Rico porque las condiciones no son las mejores. Sabemos que tendremos que 'reenfocar' el mensaje para que, una vez pase esto, la gente sepa que Puerto Rico estará listo para recibirlos para la temporada alta", señaló el funcionario.

Izquierdo indicó que además actualmente no hay capacidad para recibir huéspedes en los hoteles, ya que en su práctica totalidad tienen sus habitaciones reservadas para personal federal llegado a la isla para atender la emergencia provocada por el huracán María.

El funcionario subrayó que durante los próximos 3 meses Puerto Rico se verá inmerso en un proceso de reconstrucción, con tiempo suficiente para la temporada alta, que a finales de diciembre inaugura la llegada masiva de turistas, principalmente desde Estados Unidos.

Viajan a Miami

Puertorriqueños llegaron hoy a Miami en uno de los primeros vuelos que salieron de la isla tras el paso del huracán María para apaciguar la falta de electricidad, aire acondicionado y comunicaciones e incluso para tratamientos médicos.

Uno de los viajeros, el abogado Diego Figueroa, contó a Efe que es una "locura" el Aeropuerto Internacional Luis Muñoz Marín, de San Juan, porque "todo es manual", incluso el pasaje de American Airlines fue "escrito en un papel con bolígrafo".

Puerto Rico ha sufrido severos daños por el huracán María. EFE/ENDFigueroa fue uno de los afortunados que pudieron salir de la terminal, que tiene por ahora los vuelos limitados y a centenares de personas pernoctando allí ante los retrasos para salir hacia Estados Unidos.

El vuelo, que venía "repleto", fue el escape de salida para el "caos" que vive la isla, que ya empieza a presentar saqueos y focos de violencia de gente desesperada haciendo filas para comida, gasolina y para retirar dinero en los bancos, se lamentó la cubana Martha Barquet.

Barquet, quien reside desde niña en la Isla del Encanto, dijo que pasará un tiempo en su casa de Florida porque debido a su padecimiento de Esclerosis Múltiple no puede estar sin el servicio de refrigeración.

Lamentó que otros pacientes con su condición se vieron obligados a usar cubos con hielo para soportar el calor debido a que las isla está prácticamente sin electricidad y sin gasolina tras el paso del huracán María.

"Hay mucha gente que está muy mal", aseguró Barquet entre lágrimas. El ciclón, que tocó tierra el miércoles pasado como categoría 4 después de causar estragos en el Caribe, especialmente en Dominica y las Islas Vírgenes, ha causado la muerte de al menos 16 personas.

Por su parte, Roxana Cortijo, otra de las pasajeras, fue "rescatada" por su hermana que vive en Texas, que fue a la isla y se la trajo a Estados Unidos para que pueda realizarse la diálisis.

La paciente indicó que los servicios médicos están trabajando con sobrecarga y que ella no se ha podido practicar las diálisis semanales que requiere porque algunas máquinas se dañaron y además Puerto Rico ha recibido pacientes de las Islas Vírgenes, que también fueron afectados por María.

En Puerto Rico, el sector académico también está prácticamente paralizado.