•   Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Lee se convirtió ayer en el quinto huracán de categoría mayor de la temporada del Atlántico con vientos máximos sostenidos de 185 kilómetro por hora, con ráfagas más altas, informó el Centro Nacional de Huracanes (NHC).

El ciclón, de categoría 3, sobre un máximo de 5 en la escala Saffir Simpson, se encuentra a unos 780 kilómetros al este sureste de las islas Bermudas  y a unos 2,845 kilómetros al oeste de Azores, en Portugal.

Los meteorólogos señalaron que Lee debe volver al norte el jueves, y acelerar hacia el noreste el viernes, y prevén un debilitamiento lento durante los próximas dos días, según el boletín de las 15.00 GMT del NHC.

Lee se sumó a los huracanes de categoría mayor Harvey, José, Irma y María, que afectaron principalmente a los estados de Texas y Florida, y al Caribe, especialmente a Cuba, Puerto Rico, las Islas Vírgenes y Dominica.

El ciclón, que actualmente no representa una amenaza para zonas pobladas, se desplaza en dirección noroeste a una velocidad de 11 kilómetros por hora y se prevé que continúe ese movimiento hoy.

Sus vientos de fuerza de huracán se extienden hacia fuera hasta 55 kilómetros del centro, y los vientos de tormenta tropical se extienden hasta 150 kilómetros, según el NHC.

Huracanes bajarán crecimiento económico de EE. UU.

ANÁLISIS • El presidente Donald Trump advirtió el miércoles que los mortales huracanes de las últimas semanas bajarán el crecimiento económico de Estados Unidos en el tercer trimestre.

“El crecimiento del PIB en el segundo trimestre alcanzó el 3%, bastante más de lo programado”, dijo Trump, mientras explicaba su proyecto de reforma tributaria.Donald Trump, presidente de los EE.UU.

“Creo que este trimestre podría haber sido mejor pero los huracanes tendrán impacto” en la economía, añadió.

Dos fuertes tormentas golpearon el sur y sureste de Estados Unidos, dejando a partes de Houston -corazón petroquímico del país- inundadas y arrasando el sur de la turística Florida.

Lea más: EEUU correrá con los gastos de reconstrucción en Puerto Rico durante 180 días

En Puerto Rico, también foco de turismo, muchas zonas siguen bajo agua, mientras la comida, agua y combustible escasean tras el paso del huracán María.

La Reserva Federal y el banco central estadounidense han advertido que el impacto de los tres huracanes complicará las previsiones económicas de corte plazo.

Hace una semana, la Fed reveló su previsión de crecimiento para la economía estadounidense, que revisó al alza en 2.4% anual, contra 2.2% previsto en junio.

Si esa estimación se confirma, el crecimiento se estabilizaría por debajo de los objetivos del gobierno de Trump, que calculó en 3%, aunque por encima de las proyecciones del Fondo Monetario Internacional (+2.1%).

La actividad económica suele caer tras la arremetida de huracanes, pero recibe una inyección de optimismo a medida que las labores de recuperación comienzan y se reanuda el gasto en infraestructura.