elnuevodiario.com.ni
  • |
  • |
  • AFP

Representantes de los países centroamericanos y de la Unión Europea, UE, iniciaron en Honduras la séptima ronda de negociaciones con miras a un Acuerdo de Asociación, en un proceso que ya está cerca del final, pero aún subsisten discrepancias relacionadas con la apertura de los mercados. "Esta séptima ronda será muy importante para ver, flexibilizar y concluir en un corto plazo en esta hora de la realidad", declaró Rupert Schlegelmilch, jefe de la delegación de UE que negociará la parte comercial, tras la inauguración del encuentro por el presidente Manuel Zelaya, en un hotel capitalino.

"El sector privado nacional está en contra de la posición inflexible de la Unión Europea, cuando trata de imponer condiciones que nuestros países no pueden ejecutar de un día para otro", afirmó la asistente de la Dirección Ejecutiva del Consejo Hondureño de la Empresa Privada, Lidabel Almendarez. Unos 400 delegados de ambas regiones estarán hasta el viernes en dos hoteles de la capital hondureña, donde abordarán los tres pilares básicos: comercio, política y cooperación.

Según los centroamericanos, la UE plantea también exigencias controversiales como profundización de la democracia, el proceso de integración regional y la lucha contra el terrorismo, cuyos textos ellos no los avalan. También hay dificultades en cómo manejar los derechos laborales, el tema migratorio, el ambiente, contrataciones del Estado y la cobertura en materia de derechos de propiedad intelectual, así como la creación de un fondo para ayudar a la disminución de las asimetrías de Centroamérica con respecto a Europa.

Acceso a mercados
De acuerdo con un informe difundido en un taller informativo celebrado en la capital hondureña, la parte comercial comprende acceso a mercados con los rubros de aranceles, reglas de origen, asuntos aduaneros, barreras técnicas, medidas sanitarias y fitozoosanitarias y defensa comercial. Los pilares que tienen que ver con política y cooperación incluyen pobreza, seguridad, derechos humanos, democracia, buen gobierno, migración y lucha contra la corrupción, drogas, terrorismo y armas.

Almendarez advirtió que "en el pilar comercial, no se han atendido los intereses del sector privado hondureño en café, banano, azúcar, etanol, aceites y grasas, textiles, cacao y camarón". Agregó que esos "son los principales productos actuales y potenciales de interés exportador hacia la UE, desconociendo las sensibilidades de nuestro país y pondrá en desventaja a nuestros agremiados de la micro, pequeña y mediana empresa".

Lamentó que la UE haya establecido obstáculos que no son arancelarios, debido a sus posiciones sobre medidas sanitarias y fitosanitarias, especialmente en el tema de bienestar animal, "el cual restringe el acceso de la región al mercado europeo y particularmente a nuestros productores del sector agropecuario". Pese a las discrepancias, el gobierno de Costa Rica cree que las negociaciones se cerrarán en mayo, durante la octava ronda de conversaciones a desarrollarse en Bruselas.