•   Las Vegas, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El autor de los disparos contra una multitud durante un espectáculo musical en Las Vegas, con un saldo de por lo menos 50 personas muertas, aparentemente se suicidó, anunció este lunes el Departamento de Policía local.

"Creemos que el individuo se mató antes de la llegada de los agentes", dijo el comisario Joseph Lombardo en una improvisada conferencia de prensa.

De acuerdo con informaciones de la policía, unas 406 personas fueron atendidas en hospitales de la zona después del tiroteo, aunque aún no se aclaró si ese conteo incluye a víctimas que posteriormente fueron declaradas muertas.

La policía informó que el tirador fue identificado como Stephen Paddock, de 64 años, quien habría efectuado los disparos desde el piso de 32 del hotel Mandalay Bay, en el centro de Las Vegas, contra una multitud que asistía a un espectáculo de música country.

Los agentes informaron que en el cuarto de Paddock hallaron varias armas. "Había por lo menos ocho armas", dijo a la prensa el sub jefe de policía Kevin McMahill.

Paddock, un hombre blanco que vivía a 130 km de Las Vegas, no tenía antecedentes penales. La policía interrogó a la compañera de piso del atacante y descartó de momento que estuviera relacionada con el incidente.

Se trata de una de las peores matanzas registradas en Estados Unidos en varias décadas.

Obama da apoyo a las víctimas

El expresidente de Estados Unidos Barack Obama utilizó hoy las redes sociales para mostrar su apoyo a las víctimas de la "tragedia sinsentido" que tuvo lugar en la noche del domingo en la ciudad de Las Vegas (Nevada), en el que por lo menos 50 personas fallecieron y más de 400 resultaron heridas.

"Michelle y yo estamos rezando por las víctimas de Las Vegas. Nuestros pensamientos están con sus familias y con cualquier otro que esté sufriendo otra tragedia sinsentido", escribió el expresidente (2009-2017) en su cuenta personal de Twitter.

Los hechos tuvieron lugar durante la celebración de un concierto en el céntrico bulevar de Las Vegas, cuando el supuesto autor de la masacre, Stephen Paddock, abrió fuego de manera indiscriminada sobre la multitud desde su habitación del hotel Mandalay Bay, que se encuentra a pocos metros de donde se celebraba el evento.

Aún se desconocen las causas por las que Paddock, de 64 años, decidió segar la vida de decenas de personas antes de acabar con la suya propia, según ha informado la Policía local.

Obama, que siempre se mostró partidario de cambiar la legislación con el fin de aumentar el control de las armas, tuvo que hacer frente durante su mandato a la masacre en un club nocturno de Orlando (Florida), que en 2016 dejó 49 fallecidos en el que hasta hoy había sido el tiroteo más mortífero de la historia del país.