•   El Cairo, Egipto  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Las autoridades egipcias han detenido a 22 personas en los últimos tres días por su orientación sexual, lo que intensifica así una campaña de persecución contra las personas homosexuales en el país, aseguró hoy Amnistía Internacional.

La organización indicó que con estos arrestos aumenta la cifra a 33 (32 hombres y una mujer) los que han sido detenidos por su orientación sexual después de que una bandera del arcoíris -símbolo de la comunidad homosexual, bisexual y transgénero- se enarbolase en un concierto del grupo libanés Mashrou Leila el pasado 23 de septiembre, según un comunicado.

"En cuestión de días, las fuerzas de seguridad egipcias han realizado redadas a decenas de personas y llevado a cabo cinco exámenes anales, lo que indica una escalada (...) para perseguir a los miembros de la comunidad LGBTI", adujo la directora de campañas de AI para el Norte de África, Nayia Bunaim.

"Los exámenes anales forzados equivalen a tortura y no hay base científica para tales pruebas y no pueden justificarse en ningún caso", afirmó.

Las 33 personas detenidas se enfrentan a acusaciones de "incitar el libertinaje" y "promover la desviación sexual". "Esta es la peor represión contra la gente por su orientación sexual registrada desde las detenciones masivas (en mayo de 2001) de 52 personas después de una redada en el Queen Boat", un club nocturno en el río Nilo frecuentado entonces por homosexuales, lo que desató una tormenta mediática.

AI ha informado de que por lo menos 250 hombres han sido juzgados por su orientación sexual desde el golpe de Estado que llevó al poder al presidente Abdelfatah al Sisi en 2013.

La homosexualidad no está prohibida de forma expresa en la legislación egipcia, pero se producen frecuentes procesos por acusaciones de prácticas inmorales y de prostitución, cargo por el que se elevan las condenas de cárcel.