elnuevodiario.com.ni
  • |
  • |
  • AFP

El presidente electo salvadoreño, Mauricio Funes, declaró en Costa Rica que el mandatario venezolano, Hugo Chávez, no meterá "un dedo" en la política interna de El Salvador durante su gestión, aunque destacó que desea mantener buenas relaciones con él. Primer izquierdista elegido presidente de El Salvador hace dos semanas, Funes debutó en la arena internacional al participar junto al mandatario saliente Antonio Saca en una cita de América Central con el vicepresidente estadounidense, Joe Biden.

Funes declaró que aunque desea mantener las mejores relaciones con Chávez, no permitirá que "Venezuela meta ni tan solo un dedo en la política doméstica de El Salvador". Expresó que quiere tener buenos lazos con Venezuela, así como con Bolivia y Nicaragua --con gobiernos aliados de Chávez--, pero también con Brasil, Argentina y Chile, que tienen gobiernos de izquierda moderados.

Luego del cónclave con Biden, Funes sostuvo un encuentro bilateral con el presidente de Costa Rica, Oscar Arias, a quien elogió por sus esfuerzos que condujeron al fin de las guerras civiles en América Central y por sus iniciativas en favor del desarme. También elogió el nuevo estilo dado por Estados Unidos a sus vínculos con América Latina, de dialogar y escuchar, en vez de imponer puntos de vista, que pudo conocer personalmente en el encuentro con Biden. "Los cambios ahora no solo vienen del sur, sino también vienen del norte", agresgó Funes al destacar la iniciativa de Estados Unidos de dialogar con sus vecinos latinoamericanos. Tras su reunión con Arias, Funes regresaría a El Salvador.