• |
  • |
  • END

LA PAZ / AFP

Tres policías fracturados y más de 30 uniformados heridos a pedradas y palazos es el saldo de incidentes con grupos de campesinos y mineros que se negaron el domingo a restituir la propiedad de un yacimiento a la minera estatal, informó este lunes un alto jefe policial de La Paz.

El comandante regional de la Policía de La Paz, coronel Edgar Revilla, dijo a medios locales que los hechos sucedieron cuando “un contingente de policías fue atacado por pobladores del lugar cuando intentaban retomar la mina” Himalaya, de propiedad de la estatal Corporación Minera de Bolivia (Comibol).

En la acción, “un subteniente sufrió una fractura de clavícula y dos policías están con diversas fracturas”, mientras alrededor de 30 uniformados recibieron pedradas y golpes de palo.

La mina Himalaya, emplazada a los pies del nevado Illimani, muy cerca de La Paz, fue ocupada arbitrariamente el año pasado por campesinos y mineros del lugar.

El secretario ejecutivo de la Federación Sindical de Trabajadores Mineros de Bolivia (FSTMB), César Lugo, confirmó a la agencia oficial ABI que los pobladores de esa región y cooperativistas avasallaron esa mina, echando a los trabajadores regulares de la Comibol.

“Lamentamos que algunos cooperativistas estén alentando este tipo de hechos, y consideramos que son ellos los principales responsables de lo ocurrido este domingo”, afirmó el dirigente a la agencia ABI.

El comandante nacional de la Policía, general Víctor Hugo Escóbar, confirmó a la católica radio Erbol que los policías heridos “están estables, y eso es lo que vine a comprobar (a la clínica policial); lógicamente esto (de la agresión) es producto de que la Policía está haciendo cumplir la ley”.

Escóbar afirmó además que “no hay ningún policía desaparecido; todos han retornado, toda otra información que se maneje es simple especulación”.


rb/tlp