•   Los Ángeles, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El gobernador de California, Jerry Brown, declaró este lunes estado de emergencia por un devastador incendio en la región vitivinícola, que arrasó con unas 1.500 construcciones -incluidos hogares y negocios- y obligó la evacuación de 20.000 personas.

El decreto abarca tres condados del centro de California -Napa, Sonoma y Yuba-, ubicados al norte de la bahía de San Francisco y la capital Sacramento, alimentados por por los incendios de Tubbs y Atlas, que se extienden por más de 20.000 hectáreas y "amenazan a miles de hogares y obligan a la evacuación de residentes".

Pero los incendios se extienden por ocho condados, incluidos estos y Mendocino, donde una persona murió y dos están heridas de gravedad.

La mayoría de los incendios comenzaron la noche del domingo y según el jefe de los bomberos de California, Ken Pimlott, los vientos se están reduciendo.

"Esperamos eso reduzca el avance de las llamas", dijo a medios de prensa, al dar el balance de 1.500 edificios destruidos y 20.000 evacuados.