•   Rio de Janeiro, Brasil  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Unos 500 miembros de las Fuerzas Armadas brasileñas volvieron este martes a la mayor favela de Rio de Janeiro, Rocinha, para apoyar a la policía en un operativo relámpago después de que los tiroteos se intensificaron nuevamente en esa comunidad.

Cerca de un millar de militares habían sido enviados durante la última semana de septiembre a controlar esta icónica favela, en una colina vecina de los barrios ricos del sur de Rio, a raíz de choques entre bandas narcotraficantes rivales.

Días después de haber dado la situación por "estabilizada", a primera hora del martes los soldados y sus tanques blindados regresaron a los límites de Rocinha, en la zona selvática contigua al acomodado barrio de Gávea, donde aparentemente se esconden los traficantes y parte de su arsenal.

Las Fuerzas Armadas dieron "apoyo técnico" a la Policía Militar, un cuerpo que actúa bajo la autoridad de cada estado, informó la secretaría de Seguridad de Rio.

"No es una operación de cerco como las otras. Es un apoyo técnico en esta operación de escaneo para localizar material escondido que ya fue detectado por Inteligencia (...) Buscamos armamento, municiones, explosivos, todos estos materiales que están siendo usados por las facciones", dijo a GloboNews el coronel Roberto Itamar, remarcando que el operativo es "puntual".

Fuentes de seguridad del estado confirmaron a la AFP que la operación se dio por culminada al final de la tarde y que los soldados dejaron la favela.

Las autoridades habían dado por "estabilizada" la situación en Rocinha, donde viven alrededor de 100.000 personas, y decidieron retirar el pasado 29 de septiembre a los 950 soldados que habían reforzado la seguridad una semana antes.

El gobierno de Rio dejó un patrullaje policial reforzado de 500 hombres en el lugar desde que la violencia se agudizó a mediados de septiembre por una invasión de traficantes que querían disputar el control de la venta de drogas a un grupo rival.El viernes pasado, un millar de militares y policías hicieron otro gran operativo en Morro dos Macacos, una favela al norte de Rio, en busca de presuntos delincuentes.

Pero los tiroteos se han ido repitiendo a lo largo de estos días, dejando al menos nueve muertos, y este martes cerca de 3.000 alumnos de nueve escuelas de la favela volvieron a quedarse sin clases.

- La mujer de 'Nem', detenida -

La guerra presuntamente opone al exjefe del tráfico de Rocinha Antonio Francisco Bonfim alias 'Nem', preso desde 2011, disconforme con su sucesor Rogério Avelino da Silva 'Rogério 157', hoy buscado por las autoridades.

El martes en la noche, la mujer de 'Nem', Danubia de Souza Rangel, fue arrestada en la favela de Morro do Dendê, cerca del aeropuerto internacional de Rio, anunció la policía en Twitter.

Condenada a 28 años de prisión por tráfico de drogas en marzo de 2016, De Souza era considerada fugitiva, aunque eso no le impidió retar a las autoridades colgando a menudo fotos en bikini en las redes sociales.

La mujer de 'Nem' está acusada de haber comandado la ofensiva de septiembre contra 'Rogerio 157' cumpliendo las órdenes de su pareja, preso en una cárcel de máxima seguridad al norte de Brasil.

El viernes pasado, un millar de militares y policías hicieron otro gran operativo en Morro dos Macacos, una favela al norte de Rio, en busca de presuntos delincuentes huidos de Rocinha, concretando una docena de detenciones.

Un año después de haber sido sede los Juegos Olímpicos, la "Cidade Maravilhosa" sufre una nueva ola de violencia en medio de la bancarrota estatal, que demostró el fracaso del proyecto de pacificación de favelas como Rocinha, con Unidad de Policía Pacificadora (UPP) desde 2012.

El gobierno federal envió hace dos meses 8.500 militares a reforzar la seguridad en Rio.