• |
  • |
  • AFP

Una nueva tragedia de inmigración se registra frente a las costas de Libia, donde al menos 21 personas han muerto y más de 200 están desaparecidas, luego que naufragara una embarcación repleta de 'sin papeles' clandestinos que viajaban a Europa, indicó hoy el jefe de la misión de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) en Trípoli. "Una embarcación que transportaba 257 inmigrantes se hundió el domingo frente a las costas de Libia. Veintitrés personas fueron salvadas y se recuperaron 21 cadáveres", precisó Laurence Hart, quien revisó a la baja un primer balance de la OIM que informaba acerca de 300 desaparecidos.

Hart añadió que los guardacostas libios perdieron el contacto con otras dos embarcaciones, pero "no se sabe aún si se trata de barcos de pesca o si transportaban inmigrantes". Un primer balance de la OIM difundido desde su sede en Ginebra y basado en fuentes libias, hablaba de 300 desaparecidos en tres embarcaciones que habían naufragado mientras circulaban informaciones contradictorias sobre la cantidad de barcos involucrados y de víctimas. Según el ministerio libio del Interior, los emigrantes eran de origen árabe y africano.

Las agencias de la ONU en Ginebra indicaron que en las últimas 36 horas muchos barcos habían zarpado con clandestinos a bordo. "Es el inicio de la temporada de tráfico de la inmigración clandestina", expresó en Ginebra Ron Redmon, portavoz del Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados, ACNUR.

Estos naufragios "ilustran una vez más el peligro al que se exponen las personas en las corrientes migratorias que mezclan migrantes y refugiados, en el mar Mediterráneo y en otras zonas, causando miles de muertos cada año", subrayó. Aprovechando un clima más favorable con la llegada de la primavera boreal, cientos de inmigrantes intentan en embarcaciones precarias la peligrosa travesía desde las costas libias hasta Malta o a la isla italiana de Lampedusa, frente a Sicilia, y cada año varios cientos pierden la vida.

Libia es destino y tránsito de inmigrantes
Unos 350 clandestinos cuya embarcación estaba en problemas frente a las costas libias fueron rescatados ayer por un tanquero italiano, según el ministerio libio del Interior y los guardacostas italianos. Por otra parte, dos embarcaciones llegaron esta semana a las costas italianas, una con 244 personas a Sicilia y otra con 219 personas a Lampedusa, indicó el ACNUR. "El año pasado, 36.000 personas llegaron por mar a Italia desde el norte de África, el 75% de las cuales ha pedido el asilo", según la agencia onusiana.

Libia, con un litoral marítimo de 1.770 kilómetros en el Mediterráneo, se ha convertido en un país de destino y de tránsito de inmigrantes oriundos principalmente del este y el sur de África. El 15 de mayo debería entrar en vigor un acuerdo de patrullas conjuntas entre Italia y Libia, recordó ayer el ministro italiano del Interior, Roberto Maroni. Los responsables de la OIM y del ACNUR son escépticos sobre la eficacia de esas medidas.