• |
  • |
  • AFP

El presidente de México, Felipe Calderón, anunció hoy, en un seminario en Londres, que su país "abrirá una línea de crédito" con el Fondo Monetario Internacional, FMI, de 30.000 a 40.000 millones de dólares. El gobernante, que inició ayer una visita de Estado al Reino Unido -la primera de un mandatario mexicano en casi 25 años - expresó que México está dispuesto a abrir esa línea de crédito "desde esta próxima semana".

"Las finanzas públicas y los fundamentos de la economía están en orden", destacó Calderón, al anunciar que México "está listo para beneficiarse" de la reforma y la ampliación del capital del FMI, que debe ser aprobada en la reunión del G-20, el jueves en Londres. "La economía y el comercio de México van a estar bien en el largo plazo", aseguró Calderón, urgiendo a empresarios y financieros británicos a invertir en México. El FMI se congratuló de "la respuesta positiva de hoy del presidente Calderón a la invitación del director gerente" del FMI Dominique Strauss-Kahn, afirmó una portavoz en Washington.

El Fondo anunció hace una semana una reforma para simplificar sus préstamos a los países en dificultades, que incluye la creación de una nueva línea de créditos flexible, sin condiciones ni límite de montos y desde ese momento "hemos estado en discusiones con México, así como con otros países con buen rendimiento", agregó la portavoz.

Una línea de crédito apoyaría al peso mexicano y calmaría los temores sobre el declive de las reservas en divisas, a las cuales el gobierno mexicano ha recurrido masivamente para sostener su moneda. El Banco de México, Banxico, ha vendido unos 21.100 millones de dólares de reservas desde octubre para apoyar el peso. Desde que inició la crisis financiera internacional, el peso mexicano se ha devaluado más de 50% frente al dólar.

En su intervención ante los empresarios, el gobernante mexicano llamó a los jefes de Estado y de Gobierno del G-20 a que arremetan contra el proteccionismo, en su cumbre el jueves en Londres. "Si pudiera destacar algo, en la declaración final de la cumbre, sería cómo frenar el proteccionismo, que es una gran tentación en todos los países, tanto los desarrollados y en vías de desarrollo", afirmó Calderón.

G-20 debe aprobar recapitalización de los organismos financieros
El presidente mexicano insistió también en la importancia de que el G20 apruebe una reestructuración y recapitalización de los organismos financieros multilaterales, entre ellos el Banco Interamericano de Desarrollo, BID. "El G20 debe decir sí a la reestructuración de las instituciones financieras multilaterales", reiteró el gobernante.

Al llamar a la ampliación de capital del BID, el mandatario mexicano destacó que la institución "necesita más de 100.000 millones de dólares para financiar a América Latina", ya que, "Latinoamérica es la única región que probablemente va a crecer, junto con Asia", durante esta crisis mundial, agregó Calderón.

Los accionistas del BID reunidos en Medellín, Colombia, aprobaron ayer el principio de un aumento de capital, cuyo monto será determinado posteriormente. La dirección del BID quiere un aumento de 180.000 millones de dólares, según explicó una comisión externa que analizó en los últimos tres meses lasfinanzas de la entidad.