•   Ciudad de México, México  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Una peregrinación de migrantes centroamericanos se ha volcado a ayudar en la reconstrucción de casas dañadas y limpieza de escombros por los terremotos de septiembre en Ixtepec, en el sureño estado mexicano de Oaxaca.

"Estamos en un viacrucis guadalupano, vamos a la Virgen de Guadalupe (en Ciudad de México) y en nuestro camino estamos solidarizando con la gente de México", dijo el director del Movimiento Migrante Mesoamericano, Irineo Mújica.

Los migrantes, unos 300, apoyan en las tareas para demoler casas, retirar escombros y labores de limpieza, para agradecer el trato y la ayuda recibida a su paso por estas tierras, explicó.

 Peña Nieto realizó un recorrido en este municipio en donde se registraron afectaciones principalmente en la infraestructura educativa. Foto: EFE/ENDEn su peregrinar, los inmigrantes de diversas nacionalidades se han detenido a echar la mano a los pobladores de Ixtepec, ciudad de Oaxaca a medio camino entre sus países y su deseo de llegar a Estados Unidos.

La ciudad mexicana de Ixtepec ha sido una de las poblaciones más afectadas por el terremoto del pasado 7 de septiembre, de magnitud 8,2, con cientos de daños en viviendas y edificios públicos e históricos.

"Ixtepec está en nuestro corazón", aseguró Mújica al sostener que los migrantes centroamericanos son bien recibidos en esta ciudad en la que siempre "han visto la buena voluntad, han tenido un descanso y una cama que se agradece".

Mújica destacó que, en esta peregrinación, los centroamericanos ayudarán a los mexicanos con lo único que tienen, "sus manos", ya que carecen de dinero para dar a los damnificados.

"Venimos a ofrecer nuestro corazón y nuestras manos, no traemos dinero, no tenemos, pero nos entregamos para que de alguna manera Ixtepec se vuelva a levantar", indicó.

El dirigente aseguró que estos migrantes solo pretenden poner su granito de arena en el trabajo de los damnificados para "contribuir a levantar a este México que tanto queremos".

El salvadoreño Miguel Alejandro Jacinto, expresó que ha llegado a Ixtepec para devolver a los mexicanos la solidaridad recibida por los migrantes cuando pasan por esta ciudad.

En este municipio, siempre encuentran respaldo y ayuda en su camino al norte, señala.

"Estamos ayudando y seguiremos ayudando porque siempre hay gente que nos recibe, nos da de comer, nos brinda un suéter, un zapato, entonces como agradecimiento le estamos dando la mano al pueblo mexicano", manifestó.

Oaxaca y el vecino estado de Chiapas, en el sureste de México, fueron los estados más afectados por el terremoto de magnitud 8,2 que el pasado 7 de septiembre dejó 98 víctimas mortales.

Otro terremoto de magnitud 7,1 sacudió el 19 de septiembre a la Ciudad de México y los estados de México, Puebla, Morelos, Guerrero, Oaxaca y Chiapas, y ocasionó 369 víctima fatales.

A estos dos grandes sismos se suma una réplica del primero el pasado 23 de septiembre, que causó cuatro muertos, dejando un acumulado de 471 fallecidos entre los tres movimientos telúricos.