•  |
  •  |
  • EFE

Un sismo de magnitud 3,4 en la escala abierta de Richter y profundidad de 19 kilómetros sacudió la zona oriental de la isla, informa hoy una nota del Servicio Sismológico Nacional Cubano.

El sismo se produjo a las 16.09 hora local del viernes (20.09 GMT), a 38 kilómetros al sureste de Santiago, la mayor urbe situada en la zona de más actividad sísmica en el país, y donde el movimiento fue perceptible, según el reporte.

Este es el sismo perceptible número 14 del año, concluye el breve comunicado, publicado en los principales diarios nacionales.

La ciudad de Santiago de Cuba, la segunda en importancia del país que está ubicada a 967 kilómetros de La Habana, está considerada como la zona más susceptible a los sismos, que habitualmente no dejan víctimas ni daños materiales.

Cuba registró 3.140 temblores desde enero hasta junio de 2017, la gran mayoría producidos en su región suroriental.

En ese periodo, la zona cubana de mayor actividad fue Pilón-Chivirico, en Santiago de Cuba, con 1.584 temblores reportados, según datos del Centro Nacional de Investigaciones Sismológicas (Cenais) de la isla.

Le siguieron en actividad telúrica los sectores de Santiago-Baconao (994) e Imías (134), considerados entre los más activos en la Falla Oriente.

En 2016, el Cenais reportó 5.756 movimientos telúricos en el territorio, de ellos 61 perceptibles.

Sismo de magnitud 5,1 sacude el Pacífico salvadoreño

Un sismo de magnitud 5,1 en la escala abierta de Richter sacudió la madrugada de hoy el Pacífico salvadoreño frente a la costa del departamento de Usulután (oeste), sin que ocasionara víctimas ni daños.

El Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Marn) informó de que el sismo se registró a las 00.19 hora local (06.19 GMT) con una profundidad focal de 31,5 kilómetros e intensidad de tres en la escala modificada de Mercalli en la localidad de Usulután.

Los últimos 10 sismos computados por las autoridades medioambientales en el territorio de El Salvador oscilan entre las magnitudes de 2,8 y 5,1, y ninguna ha dejado consecuencias.