•   Mogadiscio, Somalia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Al menos, 137 personas murieron y 300 resultaron heridas en el atentado con un camión bomba ocurrido el sábado en Mogadiscio, capital de Somalia, indicó este domingo una fuente policial.

"Recibimos diferentes cifras de los centros médicos, pero por el momento hemos confirmado 137 muertos, en su mayoría calcinados, a tal punto que son irreconocibles", dijo la fuente.

"El balance de muertos puede agravarse ya que hay más de 300 heridos, algunos de ellos graves", declaró a la AFP Ibrahim Mohamed, un responsable policial.

"Es muy difícil tener una cifra precisa porque los cuerpos de los muertos fueron trasladados a diferentes centros médicos, y algunos fueron retirados directamente por sus allegados para ser enterrados", agregó precisando que se trataba del "peor atentado" perpetrado en Somalia.

"Lo que vi en los hospitales que visité es indecible. Seguimos encontrando cuerpos y pido a todos que ayuden. La gente está en una situación difícil", declaró por su parte el alcalde de Mogadiscio, Tabid Abdi Mohamed.Los rebeldes continúan controlando zonas rurales y lanzan ataques contra los militares.

El ataque con camión bomba se produjo el sábado a media tarde en la intersección de una arteria muy concurrida del distrito comercial de Hodan, en donde hay muchos negocios y hoteles.

Ningún grupo reivindicó por el momento la autoría del ataque, pero los rebeldes shebab, embrión de Al Qaida, llevan regularmente a cabo ataques suicidas en la capital y en otras zonas en su lucha contra el gobierno somalí, respaldado por la comunidad internacional.

Los shebab quieren derrocar al frágil gobierno central somalí, respaldado por la comunidad internacional y 22.000 soldados de la Unión Africana (UA).

Fueron expulsados de la capital de Somalia en agosto de 2011 y con los años perdieron el control de las principales bastiones. Pero los rebeldes continúan controlando zonas rurales y lanzan ataques contra los militares, el gobierno y objetivos civiles, así como ataques terroristas en la vecina Kenia.