• |
  • |
  • END

DOHA, QATAR / AFP

El presidente venezolano, Hugo Chávez, acusó a la Corte Penal Internacional (CPI) de tener un doble rasero por pedir la detención del presidente sudanés Omar el Bechir y no la de George W. Bush, y acusó a su homóloga chilena Michelle Bachelet de amenazar la unidad sudamericana.

“¿Por qué no ordenarán la captura de Bush? ¿Por qué no ordenarán la captura del presidente de Israel?”, se preguntó Chávez, en referencia a la orden de detención emitida por la CPI con sede en La Haya contra Bechir el 4 de marzo pasado, por crímenes de guerra y contra la humanidad en Darfur.

“Vayan a buscarlo, es un genocida”, dijo Chávez refiriéndose a Bush. La orden de detención contra Bechir “es un adefesio jurídico y un irrespeto a los pueblos del Tercer Mundo”, agregó el mandatario venezolano.

“Esa Corte no tiene potestad para tomar una decisión de tal magnitud contra un presidente en funciones. ¡Ah, pero lo hacen porque es un país africano y del Tercer Mundo!”, sentenció.

Según la ONU, la guerra civil que desde 2003 asola la provincia sudanesa de Darfur (oeste), dejó unos 300,000 muertos, cifra que Jartum reduce a 10,000. Y además provocó 2.7 millones de desplazados.

Chávez hizo estas declaraciones a la prensa a primera hora de ayer martes, a su llegada a Doha, donde se celebra la segunda cumbre desde 2005 entre los 22 países de la Liga Árabe y los 12 de Sudamérica.

Contra Bachelet

En la misma intervención, el presidente venezolano acusó a la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, de poner en peligro la unidad sudamericana por haber invitado a la cumbre progresista de Viña del Mar a Estados Unidos y Gran Bretaña. La presidenta de Chile ocupa la presidencia de Unasur (Unión de Naciones Sudamericanas).

“Hay unos progresistas por ahí que no entiendo (...). No le hacen nada bien a la unidad de Sudamérica cuando la presidenta de Chile convoca a una reunión con el vicepresidente de Estados Unidos y el primer ministro británico”, Joe Biden y Gordon Brown.

“¡Dos representantes de los imperios!”, agregó el mandatario venezolano, refiriéndose a Brown y Biden. “Creo que eso pone en peligro la unidad sudamericana”, insistió Chávez, que coincide en Doha con Bachelet.

Chávez aludía a la Cumbre de Líderes del Progresismo que se celebró el sábado en Viña del Mar y en la que también participaron los presidentes de Argentina, Cristina Kirchner; de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva; y el presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero.

Gira por Irán, Japón y China

El presidente venezolano empezó en Doha una gira que le llevará luego a Teherán, Japón y China. “Nos esperan en Pekín el 7 y el 8 de abril”, anunció, confirmando la etapa china, de la que hasta ahora no había absoluta seguridad.

Chávez dijo que Venezuela “apoyamos la propuesta de Rusia y de China de crear una nueva moneda” de referencia que sustituya al dólar.

“Nosotros tenemos la idea de una moneda internacional, el ‘petro’, la petromoneda, que se fundamente en las grandes reservas de petróleo que tenemos algunos países del mundo”, sugirió Chávez, acusando a Estados Unidos de haber roto el patrón oro y haber comprado “medio mundo con puros papeles”.

Al igual que el resto de los siete jefes de Estado sudamericanos que asisten a la cumbre, Chávez mantuvo por la mañana reuniones bilaterales con su par boliviano, Evo Morales; con el líder libio, Muamar Kadhafi; con el presidente libanés, Michel Suleiman, y con el sirio, Bachar al Assad, informó la presidencia.