•   Montreal, Canadá  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Un avión comercial canadiense aterrizó de forma segura luego de haber sido golpeado por un dron, en el primer incidente de este tipo en el país, informó el ministro de Transporte este domingo.

A pesar de que se multiplican los aparatos aéreos no tripulados, las colisiones todavía siguen siendo pocas. De igual manera, las autoridades en todo el mundo están buscando la forma de garantizar la seguridad de las aeronaves en estos casos.

El incidente en Canadá tuvo lugar el jueves pasado cuando un dron chocó con un avión que se acercaba al aeropuerto internacional Jean-Lesage, en la ciudad de Quebec, dijo el ministro Marc Garneau, un ex astronauta, en un comunicado.

"Es la primera vez que un dron golpea una aeronave comercial en Canadá y siento un gran alivio de que la misma solo sufrió daños menores y pudo aterrizar sin problemas", agregó.

El avión, que tenía seis pasajeros y dos tripulantes, fue golpeado en su ala derecha a una altitud de 450 metros y a unos tres kilómetros del aeropuerto, según el periódico Journal de Quebec.

Garneau recordó a quienes operan estos drones que aquellos hallados culpables de poner en riesgo a una aeronave puede enfrentar multas de hasta 20.000 dólares, penas de prisión, o ambas.

Las regulaciones canadienses prohíben vuelos recreativos de drones por encima de los 90 metros o a menos de 5,5 kilómetros de un aeropuerto.

Garneau advirtió que este año han tenido lugar 131 incidentes con drones y la aviación civil.

La Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) contó 856 casos en todo el mundo entre febrero de 2013 y agosto de 2015 en los que un dron se acercó demasiado a un avión de pasajeros.