•   Venezuela  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El gobierno venezolano ganó este domingo 17 gobernaciones frente a cinco que obtuvo la oposición, mientras el estado de Bolívar estaba en disputa, según el primer informe del Poder Electoral, que cifró en un 61% de participación en las elecciones regionales.

“La tendencia es irreversible en 22 estados”, anunció la presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE), Tibisay Lucena, al enumerar uno a uno los resultados en cada región.

Para la oposición, el Consejo Electoral había tenido un comportamiento sospechoso y diferente al registrado en otras elecciones.

Voto castigo

La oposición pidió a sus seguidores votar, más que por gobernadores, para castigar la gestión del presidente Nicolás Maduro; en tanto que el mandatario reivindicó la elección como un “triunfo de la democracia revolucionaria”.

“Este país o cambia o termina de hundirse. El cambio no es un camino fácil, la batalla hay que darla”, declaró Mary Delgado, administradora de 63 años, a la AFP.

En Maracaibo, ciudad petrolera en el oeste del país, Carmen de Guillén, de 52 años, votó para apoyar al Gobierno porque -dijo- “se preocupa por los más pobres”.

Los comicios se celebraron con un año de retraso y luego de dos meses de tregua tras las marchas convocadas entre abril y julio por la opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) para exigir la salida de Maduro.

La MUD llamó a su gente a vencer la desilusión tras fracasar en las marchas que buscaban forzar la salida de Maduro del poder, y mostrar que aún son mayoría. Este fue el primer duelo electoral desde su aplastante victoria en las parlamentarias de 2015, cuando rompió una hegemonía chavista de 18 años.

En busca de legitimidad 

Buscando legitimidad nacional e internacional, Maduro convirtió estos comicios en una validación de su todopoderosa Asamblea Constituyente, desconocida por la oposición y países de América y Europa.Electores en el municipio de Sucre, Bolívar.

“El que vote está votando por la Constituyente”, reiteró el mandatario.

De interés: Oposición venezolana exige se cierren centros donde ya no hay votantes

El oficialismo defendía 20 gobernaciones en su poder, pero las encuestas daban a la oposición como favorita para ganar de 11 a 18 estados, según sea la abstención.

Aún si la oposición arrasaba, estaría de manos atadas porque Maduro dispuso que los gobernadores electos se subordinen a la Constituyente, totalmente oficialista, pues la MUD la consideró ilegal y no participó en su elección.

“El que no se juramente no toma su cargo y punto”, advirtió el presidente.

A las puertas está un nuevo repunte del conflicto institucional. Los gobernadores podrían terminar como el Parlamento, cuyo poder fue anulado por la justicia -acusada de oficialista-.

Gerardo Blyde, jefe de campaña de la MUD, reiteró este domingo que los opositores no se juramentarán ante una Constituyente “fraudulenta”. 

“Si comes, no te vistes”   Además de la frustración de su gente tras las protestas, la MUD enfrentó complicaciones como la reubicación a última hora de casi 300 centros, lo que denunció como “abusos” del CNE para favorecer al Gobierno.

La MUD responsabilizó al CNE porque varios centros donde mayoritariamente votan sus seguidores abrieron tarde; aunque la presidenta del organismo, Tibisay Lucena, minimizó las quejas y dijo que todo transcurrió con “normalidad”.