• |
  • |
  • END

CARACAS / AFP

El dirigente opositor venezolano Manuel Rosales, acusado de enriquecimiento ilícito, se mantendrá “resguardado” hasta que existan condiciones que le garanticen una defensa ante la justicia, anunció ayer martes su partido Un Nuevo Tiempo (socialdemócrata).

“Se ha decidido que hasta que no haya condiciones que le aseguren el derecho a la defensa, Manuel Rosales se mantendrá resguardado de la persecución policial. Haremos todo lo posible por preservar su integridad y su vida”, dijo Omar Barboza, Secretario General de Un Nuevo Tiempo, en una rueda de prensa.

“Es totalmente falso que Rosales se haya ido de Venezuela. Está en el (estado) Zulia en un lugar seguro, pero no se va a entregar a la jauría”, añadió.

Barboza explicó que Rosales es acosado por “personas que no se sabe si son policías”, y denunció que el tribunal ante el cual cursa su causa en Caracas se ha mantenido cerrado en los últimos días, por lo cual sus abogados no han podido informarse de cuál es su situación jurídica real.

El lunes, un diputado oficialista venezolano aseguró que el líder opositor había abandonado el país y se encontraba en Panamá.

Rosales, quien disputó al mandatario Hugo Chávez la presidencia venezolana en las elecciones de 2006, es en la actualidad alcalde la ciudad de Maracaibo (500 km al oeste de Caracas).

El líder político fue acusado a mediados de marzo, por un fiscal, de enriquecimiento ilícito en el período 2002-2004, cuando se desempeñaba como gobernador del estado Zulia, delito que implica una pena de entre tres y diez años de cárcel.

Rosales negó las acusaciones y dijo que se trata de “una orden de Chávez” para eliminarlo como rival político.