•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Unos 400 integrantes del grupo Estado Islámico se rindieron en las últimas semanas ante las fuerzas lideradas por Estados Unidos en la ciudad de Raqa, hasta ahora el principal enclave de los yihadistas en Siria, informó este martes un portavoz militar estadounidense.

El coronel Ryan Dillon, portavoz de la coalición estadounidense que ayuda en el entrenamiento y equipamiento de las fuerzas locales en Siria e Irak, dijo que el grueso de esos yihadistas se había rendido en la última semana, en los momentos finales de las operaciones para tomar control de la ciudad.

Los combatientes se habían entregado a las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), una alianza de kurdos y árabes apoyada por Washington.

"En los últimos días, unos 350 combatientes se rindieron ante las FDS en Raqa, con varios extranjeros confirmados en custodia", dijo Dillon a periodistas en una videollamada desde Bagdad.

Raqa, que fue la "capital" del grupo yihadista Estado Islámico en Siria, cayó completamente este martes en manos de las FDS tras varios meses de combates.

La presencia militar estadounidense se prevé que se extienda en Raqa: Dillon dijo que queda mucho trabajo que hacer en la ciudad.Los combatientes se habían entregado a las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS).

"Debemos retirar los restos de todos los explosivos que quedaron en Raqa a lo largo de esta batalla", dijo, al señalar que un comandante de la fuerza de seguridad de Raqa y dos colegas murieron el lunes al activar una bomba en una caminata por la ciudad.

La coalición estadounidense sigue presente en el norte de Irak, particularmente en la región de Anbar, donde aviones aliados han realizado más de 30 ataques en la última semana contra las posiciones del Estado Islámico.

El EI aún controla dos ciudades en esta área cerca de la frontera siria: Al Qaim y Rawa.