•   Bruselas, Bélgica  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea mostraron hoy su respaldo al acuerdo nuclear con Irán, así como a las nuevas sanciones económicas adoptadas de forma autónoma por la UE contra Corea del Norte por sus pruebas de armas nucleares y de misiles balísticos.

"El Consejo Europeo reafirma su total compromiso con el acuerdo nuclear iraní", afirman los líderes comunitarios en unas conclusiones adoptadas durante la cumbre que celebran en Bruselas hoy y mañana.

En concreto, dan su respaldo a la declaración del pasado lunes de los ministros de Exteriores de la Unión, en la que se comprometieron a "continuar la implementación total y efectiva de todas las partes del acuerdo", logrado por las potencias del Grupo 5+1 (EE.UU., Francia, el Reino Unido, China, Rusia y Alemania) con Irán para que su programa nuclear sea pacífico.

La UE garantiza así desde su más alta instancia su apoyo a un acuerdo que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha puesto en entredicho y sobre el que deberá ahora pronunciarse el Congreso de su país.

Por otra parte, el Consejo Europeo insta a Corea del Norte a cumplir "completamente y sin condiciones" con sus obligaciones de abandonar sus programas nuclear y de misiles balísticos, en el marco de las resoluciones al respecto del Consejo de Seguridad de la ONU, y pide que esa renuncia sea "verificable" e "irreversible".

"El reciente comportamiento de Corea del Norte es irreversible y supone una amenaza significativa para la península de Corea y más allá", indican los líderes comunitarios.

Enfatizan, además, que "la paz duradera y la desnuclearización de la península de Corea deben conseguirse a través de medios pacíficos" y de un diálogo "creíble y significativo".

En ese contexto, la UE endureció el pasado lunes su régimen de sanciones económicas autónomas contra Pyongyang, recuerdan los líderes y agregan que el Consejo "considerará más respuestas en consulta estrecha con sus socios".

Además, afirman que seguirán "urgiendo" a que países terceros "implementen totalmente las sanciones de la ONU" contra Corea del Norte.