•   Moscú, Rusia  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Un tribunal de Moscú desestimó hoy el recurso sobre la petición de asilo presentado por la defensa del reportero del periódico opositor ruso "Nóvaya Gazeta", el uzbeko Alí Ferúz, que teme una persecución en su país natal por su condición de homosexual.

"Vamos a pensar en cómo enviarle a un tercer país", dijo a la prensa la abogada del periodista, Irina Biryukova.

Ferúz, detenido en Moscú el pasado 1 de agosto por infracción de las normas migratorias, intentó quitarse la vida días más tarde para evitar la deportación a Uzbekistán, adonde el periodista no quiere regresar por su condición de homosexual.

Posteriormente, la Justicia rusa ordenó suspender la orden de deportación dictada contra el reportero de "Nóvaya Gazeta" al acatar la respectiva orden del Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

Según "Nóvaya Gazeta", Ferúz fue perseguido y sometido a torturas en su país de procedencia por ser gay, "condición que se castiga con cárcel en Uzbekistán".

La Justicia de Rusia halló a Ferúz culpable de residir ilegalmente en territorio de este país desde 2011.

El reportero no reconoce su culpa y defiende que llevaba tres años realizando los trámites pertinentes para legalizar su estancia.

El director de "Nóvaya Gazeta", Dmitri Murátov, reveló con anterioridad que varios países europeos se ofrecieron para conceder refugio a Ferúz ante su posible deportación de Rusia.

Varias personalidades del mundo de la cultura de Rusia expresaron con anterioridad su apoyo al periodista uzbeko.