•   NuevanYork, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El Consejo de Seguridad de la ONU condenó hoy "en los términos más firmes" el ataque contra las fuerzas de seguridad egipcias de este viernes en el que murieron 16 policías.

El presidente del órgano de máxima decisión de la ONU, el francés Francois Delattre, expresó en un comunicado la condena al "atroz y cobarde ataque terrorista" ocurrido en el desierto El Wahat, "donde un gran numero de policías resultaron muertos y heridos".

Asimismo, transmitió su "solidaridad profunda y condolencias a las familias de las víctimas y al Gobierno de Egipto" y deseó una "pronta y completa recuperación a los heridos".

Según el documento, los miembros del Consejo de Seguridad se reafirmaron en que el terrorismo "en todas sus formas y manifestaciones" constituye "una de las amenazas más serias a la paz y seguridad internacionales", y señalaron la necesidad de llevar ante la justicia a los responsables del ataque.

Para este fin, urgieron a todos los estados a cumplir con el derecho internacional y las resoluciones del órgano para "cooperar activamente" con el Gobierno de Egipto y con otras autoridades pertinentes.

Asimismo, reiteraron que cualquier acto de terrorismo es "criminal e injustificable, independientemente de su motivación y de dónde, cuándo o por quién sea llevado a cabo".

En este sentido, apelaron a los estados a hacer valer la Carta de Naciones Unidas y el derecho internacional relativo a los derechos humanos, los refugiados y la ayuda humanitaria para "combatir por todos los medios" las amenazas a la paz y la seguridad causadas por actos terroristas.

El ministerio de Interior egipcio confirmó hoy la muerte de 16 policías durante lo que describió como un enfrentamiento con un supuesto grupo de terroristas durante una operación de seguridad registrada ayer en el desierto occidental del país.

Otros 13 agentes resultaron heridos durante una "irrupción en un escondite terrorista" en una zona situada a 135 kilómetros al este de El Cairo, en la carretera que une la capital con el oasis de Bahriya, indicó el ministerio en un comunicado.

Los supuestos terroristas, cuya vinculación no ha sido facilitada, se estaban preparando y entrenando para llevar a cabo atentados, según la nota, y cuando un convoy de seguridad se acercaba fue atacado con armas pesadas desde numerosos lugares, lo que desembocó en un enfrentamiento de varias horas.