•   Madrid, España  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Miles de personas marcharon este domingo en la ciudad española de Santiago de Compostela para exigir responsabilidades políticas al gobierno regional por los incendios que dejaron en Galicia (noroeste) cuatro muertos y más de 35,000 hectáreas arrasadas.

Cantando el lema "Feijóo dimite, Galicia no te admite", en referencia al presidente regional Alberto Núñez Feijóo, del Partido Popular (PP, derecha conservadora), los manifestantes recorrieron las calles del centro de Santiago, mostraron imágenes de televisión y medios locales.

Con pancartas con lemas como "Fuegos nunca más" y "Si perdemos los árboles, perdemos todo", los participantes fustigaron la respuesta oficial contra la ola de incendios forestales que el fin de semana pasado mataron a cuatro personas y dejaron importantes daños materiales.

Los organizadores, una plataforma de organizaciones medioambientales y sindicatos, a la que se unieron partidos de oposición, afirmaron que congregaron a 10,000 personas.

"Sufrimos el abandono y la absoluta incompetencia de la Xunta de Galicia [gobierno regional]", denunció Luis Villares, portavoz en el Parlamento regional del partido izquierdista En Marea.

"No puede ser que el gobierno defienda una política forestal pirómana, que es la que está defendiendo" Núñez Feijóo, señaló por su lado Ana Pontón, del Bloque Nacionalista Galego (BNG).

Núñez Feijóo ha reivindicado las labores de extinción de los incendios, combatidos por centenares de bomberos ayudados por medios aéreos, y ha denunciado que en su mayoría fueron producto de un "terrorismo incendiario" y se vieron favorecidos por condiciones climáticas de altas temperaturas y fuertes vientos.

El jefe del gobierno español, Mariano Rajoy, que visitó la región -de la que es oriundo- tras los fuegos, también ha responsabilizado a "incendiarios" de la mayor parte de los fuegos.

La plataforma que convocó la manifestación rechaza una ley de fomento empresarial impulsada por la Xunta, que a su juicio desfavorece a las zonas rurales y promueve la proliferación de especies como el eucalipto, de rápida combustión.