•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, probablemente no visitará la zona desmilitarizada (DMZ, en inglés) que separa a las dos Coreas durante su próxima gira por Asia, dijo el lunes un funcionario estadounidense, precisando que aún no se toma una decisión definitiva.

"La seguridad no es una preocupación. El presidente muy probablemente visitará el campo militar Humphreys, y eso hará difícil que él tenga tiempo de hacer los dos" recorridos, indicó el responsable.

"Hay algunos elementos del itinerario que aún están siendo determinados", agregó.

El mandatario estadounidense visitará Seúl el 7 y 8 de noviembre en un clima de gran tensión sobre la península coreana debido a los ensayos nucleares de Pyongyang y al intercambio de declaraciones beligerantes entre Trump y el líder norcoreano Kim Jong-Un.

Trump hará declaraciones ante la Asamblea Nacional surcoreana para "celebrar la alianza y la amistad" entre Estados Unidos y Corea del Sur, y hará un llamado a la comunidad internacional para aumentar la presión sobre Pyongyang, según información del Ejecutivo estadounidense.

En los últimos 30 años, la mayoría de presidentes predecesores de Trump, incluidos Barack Obama, George W. Bush y Bill Clinton, visitaron la zona DMZ, un lugar cargado de historia.

A pesar de su nombre, la zona desmilitarizada es "uno de los lugares más atemorizantes del mundo", según Clinton. Es probablemente la frontera más militarizada del mundo.

Situada una decena de kilómetros al norte de Seúl, esta franja de tierra de 4 km de largo y unos 248 km de ancho tiene barreras electrificadas, campos minados y muros antitanques. La línea de demarcación militar que marca la frontera entre los dos estados la atraviesa por el centro.

Más de 60 años después del final de la Guerra de Corea (1950-1953), los dos vecinos nunca firmaron un tratado de paz.