•   Sao Paulo, Brasil  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Centenas de manifestantes protestaron hoy en Sao Paulo contra el presidente de Brasil, Michel Temer, acusado por corrupción y cuyo futuro comenzó a ser decidido hoy por la Cámara de los Diputados.

Los manifestantes se concentraron en frente de la sede de la Presidencia en la capital paulista para expresar sus demandas, en una jornada clave para el mandatario, denunciado por la Fiscalía de obstrucción a la justicia y asociación ilícita.

El pleno de la Cámara de Diputados deberá definir si autoriza a la Corte Suprema a instaurar un juicio penal contra el presidente, quien, si se llega a ese extremo, sería suspendido del cargo durante seis meses y destituido si fuera declarado culpable.

La protesta organizada en Sao Paulo reunió principalmente a integrantes del Movimiento de los Trabajadores Sin Techo (MTST), que reclamaron por la escasez de vivienda, al tiempo que pidieron la salida del presidente al grito de "Fuera Temer".

Los manifestantes colocaron televisiones en la calle para poder seguir la votación que tiene en la Cámara baja, que debe decidir si rechaza o acepta las acusaciones contra el presidente brasileño.

El coordinador del MTST, Guilherme Boulos, criticó la estrategia de Temer para "salvarse" en el Congreso y denunció la "compra de votos políticos".

"Hubo la misma operación que meses atrás con la primera denuncia, una escandalosa compra de votos de parlamentario, de cambio de apoyo por enmiendas y eso es lo que está pasando hoy. Un quiosco de negocios", dijo a Efe Guilherme Boulos.

Para Boulos, cada vez es más evidente la contradicción entre Brasilia, centro político, y el resto de Brasil.

"El 97 % de los brasileños gritan Fuera Temer, quieren que él salga ya, pero 300 parlamentarios lo sustentan de la manera más escandalosa", agregó.

Temer, cuya popularidad se encuentra entre el 3 % y el 5 %, es el primer presidente en pleno ejercicio de su mandato que es objeto de una acusación de tipo penal y pasa por este trance por segunda vez en los últimos meses.

En agosto pasado, la mayoritaria base oficialista rechazó una denuncia contra el mandatario presentada también por la Fiscalía, con un resultado de 263 votos a favor frente a los 227 que pidieron que Temer respondiera ante los tribunales.