•   El Cairo, Egipto  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Unicef alertó hoy del peligro que corren 1,5 millones de niños en Oriente Medio ante la llegada del invierno, si no se consigue cubrir la "brecha" de 60 millones de dólares que reclama para proveer de ropa de abrigo, calefacción y apoyo financiero a todas las familias afectadas por el conflicto.

Según un comunicado difundido hoy dicha agencia de Naciones Unidas, los recursos de muchas familias están "completamente agotados" tras años de conflicto, desplazamientos y desempleo, por lo que no se pueden permitir la adquisición de combustible y ropa de abrigo, lo que agrava la ya crítica situación de los niños en la región.

"La salud de los niños está debilitada por la desnutrición, una sanidad deficiente y los desplazamientos. La hipotermia y las infecciones respiratorias son una amenaza muy seria, si no se les trata, morirán niños", dijo el director regional de Unicef para Oriente Medio y el norte de África, Geer Cappelaere.

Unicef dijo haber recibido hasta la fecha "menos del 20%" de los 73 millones de dólares necesarios para cubrir las necesidades "del invierno" de los niños más vulnerables afectados por la crisis en la región.

La ONU calificó en 2015 el conflicto en Siria, que comenzó en 2011, como "la mayor crisis humanitaria desde la Segunda Guerra Mundial", lo que se une a la contienda contra el grupo terrorista Estado Islámico (EI), que se inició en 2014, en los territorios donde proclamó su "califato": Siria e Irak.