•   Naciones Unidas, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Las sanciones internacionales a Corea del Norte pueden estar empeorando la situación de los derechos humanos en el país y castigando a la población civil, advirtió hoy el relator especial de la ONU sobre los derechos humanos en este país, Tomás Ojea Quintana.

"Estoy preocupado por la posibilidad de que estas sanciones puedan tener un impacto negativo en sectores económicos vitales y, como consecuencia, en el disfrute de los derechos humanos", dijo el experto.

Ojea Quintana recordó que el régimen de sanciones establecido por el Consejo de Seguridad "no es de naturaleza positiva", pero dijo que hay varios ejemplos de que está impactando en la vida de los ciudadanos.

Entre ellos, señaló las dificultades para el acceso a tratamiento de algunos enfermos de cáncer o las complicaciones que organizaciones humanitarias tienen a la hora de llevar a cabo transacciones financieras.

El experto de la ONU recordó que "la Historia demuestra que las sanciones pueden tener un impacto devastador en la vida de la población civil.

Por ello, llamó a revisar a fondo el régimen de medidas de Naciones Unidas para que no sea un "castigo colectivo" para los habitantes del país.

Ojea Quintana dibujó un panorama humanitario muy difícil en Corea del Norte y expresó su preocupación por la retórica belicista de Pyongyang y otros países.

El Consejo de Seguridad de la ONU ha aprobado en los últimos años varias rondas de sanciones contra el régimen norcoreano, en un intento de aumentar la presión económica para que renuncie a sus programas nucleares y de misiles.