•   Lisboa, Portugal  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El juez portugués Joaquim Neto de Moura, muy criticado esta semana por una sentencia en la que justifica la agresión sufrida por una mujer porque cometió adulterio, dice que es "completamente falso" que no condene la violencia doméstica.

"Yo condeno la violencia doméstica. No hay ninguna duda", señaló en declaraciones difundidas hoy por el diario luso "Público", en las que asegura que sus palabras se están tergiversando de forma intencional.

La opinión pública cargó esta semana contra el magistrado después de hacerse pública una sentencia en la que recurre a la Biblia y a un Código Penal de 1886 para justificar la violencia machista contra una mujer por ser adúltera.

"Existen sociedades en las que la mujer adúltera es lapidada hasta la muerte. En la Biblia, podemos leer que la adúltera debe ser castigada con la muerte. No hace mucho tiempo la ley penal (de 1886) castigaba con una pena poco más que simbólica al hombre que, encontrando a su mujer en adulterio, la matase", recoge el fallo.

El juez asegura que las informaciones que se han publicado sobre la polémica están "clara e intencionalmente tergiversadas" y que "no corresponden" a lo que él piensa sobre la violencia de género.

Para defenderse, recurrió a varias sentencias pasadas en las que emitió condenas por violencia doméstica, como una en la que dictó tres años de prisión para un hombre por maltratar a su mujer e hija.

Tras la polémica generada, el Consejo Superior de Magistratura luso decidió abrir una investigación sobre el fallo, que será analizado en su próxima reunión plenaria.

Además, varios centenares de personas salieron este viernes a la calle en las principales ciudades del país para protestar por la sentencia, en manifestaciones convocadas por organizaciones feministas.