•   Nueva York, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Un vehículo lanzado contra una multitud: "el acto terrorista" que provocó ocho muertos el martes en Nueva York recuerda un método ya usado en Europa en atentados reivindicados o atribuidos al grupo yihadista Estado Islámico.

 Londres, escenario de varios ataques 

El 22 de marzo de 2017, un británico convertido al islam atropelló a los peatones en el puente de Westminster, frente al Big Ben, matando a cuatro personas, apuñalando mortalmente a un policía y siendo abatido luego en el patio del Parlamento. El atentado fue reivindicado por el EI.

El 3 de junio de 2017 tres atacantes embistieron a los transeúntes en una camioneta en el Puente de Londres, atacando luego con un cuchillo a peatones en el animado barrio de Borough Market, en la orilla sur del Támesis.

El balance del ataque fue de ocho muertos y casi medio centenar de heridos. Los agresores, abatidos por la policía, llevaban falsos chalecos explosivos. El EI reivindicó el atentado 24 horas después.

Dos semanas más tarde un vehículo acelera contra los fieles que salían de una mezquita en Finsbury Park (norte de Londres). Un hombre que se sintió mal, muere en el lugar del ataque, un decena de personas resultan heridas. El atacante, Darren Osborne, fue acusado de "asesinato ligado al terrorismo".

 Niza: el Paseo de los Ingleses 

El 14 de julio de 2016, Fiesta Nacional en Francia, un tunecino de 31 años al volante de un camión frigorífico embistió a una multitud reunida para un espectáculo de fuegos artificiales en el paseo de los Ingleses en Niza (sur). Un total de 86 personas murieron y otras 450 resultaron heridas en el atentado, reivindicado por el Estado Islámico.

 Feria de Navidad de Berlín 

El 19 de diciembre de 2016, un tunecino arrolló con su camión un mercadillo de Navidad de la capital alemana, con saldo de 12 muertos y 48 heridos. El atacante fue abatido unos días después por la policía en Milán. El atentado fue reivindicado por el EI.

 Vehículo ariete en Suecia 

El 7 de abril de 2017, el conductor de un camión de reparto lanzado a más de 100 km/h por Drottninggatan, una calle peatonal muy animada de Estocolmo, arrolló a unas 20 personas, con saldo de cinco muertos y una quincena de heridos, antes de terminar su recorrido en la fachada de unos grandes almacenes.

Un ciudadano uzbeko detenido pocas horas después del ataque reivindicó ante un juez haber cometido "un acto terrorista". Según la policía uzbeka, el hombre trató de unirse al EI en Siria a través de Turquía en 2015.

 Campos Elíseos en París 

El 19 de junio de 2017, en los Campos Elíseos, un hombre con antecedentes por islamismo radical que había jurado obediencia al grupo EI lanza su vehículo contra un furgón de la gendarmería. Provoca el incendio de su vehículo y muere en el lugar de un paro respiratorio. El vehículo cargaba dos garrafas de gas, armas y miles de municiones.

 Ramblas de Barcelona y Cambrils 

El 17 de agosto un joven marroquí arroja su camioneta contra la multitud en las Ramblas, la avenida más turística de Barcelona, matando a 14 personas y luego a un automovilista a quien roba su vehículo en su huida.

Horas más tarde cinco de sus cómplices cometen un atentado en la noche con un vehículo ariete en el balneario catalán de Cambrils, a 120 km al sur (un muerto).

Los ataques, reivindicados por el EI, causan la muerte de 16 personas y más de 120 heridos. Los seis marroquíes de edades entre 17 y 24 años y vivían en España mueren a manos de la policía.

 Times Square y Charlottesville, casos distintos 

El 22 de mayo pasado, ya en Nueva York, un exmilitar lanza sa vehículo a toda velocidad en una acera de Times Square, matando a una joven e hiriendo a otras 22 personas. La investigación concluye que el hombre tenía problemas mentales.

El 12 de agosto, durante una manifestación de la extrema derecha en Charlottesville (Virginia), una mujer de 32 años muere y otras personas resultan heridas cuando un vehículo embiste, premeditadamente según testigos- a un grupo de contramanifestantes.