•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El presidente estadounidense, Donald Trump, tildó este martes de “mentiroso” a George Papadopoulos, uno de los tres inculpados en la investigación de la supuesta injerencia rusa en las presidenciales de 2016.

En una serie de tuits, el presidente estadounidense Donald Trump, volvió a reiterar que la imputación de su exjefe de campaña, Paul Manafort, se basa en hechos que sucedieron antes de que dirigiera su campaña.

“Poca gente conocía al joven voluntario y de poco nivel llamado George, que ya ha demostrado ser un mentiroso. Investigad a los DEMS [demócratas, ndlr]”, señaló Trump.

“Tal y como dijo el abogado de Manafort, ‘no hubo colusión’”, escribió en otro mensaje. 

De los tres primeros acusados por el fiscal especial Robert Mueller, Papadopoulos --exconsejero en materia de política exterior durante la campaña-- es el único que se declaró culpable de mentir al FBI sobre su relación con autoridades rusas.

Es la primera vez que un miembro del equipo electoral del mandatario es implicado por sus vínculos con el Gobierno de Moscú.

Manafort y su socio Rick Gates se declararon no culpables de ocultar millones de dólares obtenidos a través de su asesoramiento al entonces presidente ucraniano Viktor Yanukovich, afín a Rusia.

Ambos quedaron bajo arresto domiciliario tras pagar una fianza de diez y cinco millones de dólares respectivamente.

Trump insistió en que espera que “la gente empezará a centrarse en nuestra bajada de impuestos masiva para las empresas (empleo) y la clase media (además de la corrupción de los demócratas)!”.

Rusia niega

El gobierno ruso volvió a negar este martes haber interferido en el proceso electoral de las presidenciales estadounidenses de 2016, después de que tres exconsejeros del mandatario Donald Trump fueran imputados en el marco de una investigación sobre el caso.

“Se nos acusa, sin una sola prueba, de injerencia en las elecciones no solamente en Estados Unidos sino en otros países”, dijo Lavrov en una conferencia de prensa en Moscú, al día siguiente de las imputaciones.

“A todo el mundo le gusta hablar, pero nadie puede presentar pruebas”, sostuvo.

Estas inculpaciones, las primeras del caso, afectaron de lleno al entorno de Trump después de meses de especulaciones y conflictos internos, que llevaron a nombrar un fiscal especial independiente, el exdirector del FBI Robert Mueller.

Las publicaciones

Unos 126 millones de estadounidenses vieron en Facebook las publicaciones de supuestos agentes rusos tratando de influir en las elecciones, que también hicieron 131,000 mensajes en Twitter y colgaron un millar de vídeos en YouTube.

Responsables de Facebook, Twitter y Google (propietaria de YouTube) comparecerían ayer ante el Comité de Justicia de la Cámara Baja y hoy miércoles en los comités de Inteligencia de ambas cámaras, que investigan esa presunta injerencia del Kremlin en los comicios.

Concretamente, sus comparecencias abordarán el cómo se usaron las plataformas digitales para influir en millones de estadounidenses.

De acuerdo con medios estadounidenses, que han tenido acceso a los textos preparados para las comparecencias, Facebook admitirá que la compañía Internet Research Agency, vinculada al Kremlin, hizo unas 80,000 publicaciones entre enero de 2015 y agosto de 2017.

Esas publicaciones alcanzaron a 29 millones de estadounidenses, que una vez compartidas impactaron en un total de 126 millones.