•   Buenos Aires, Argentina  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El Instituto Politécnico Superior "General San Martín" de la ciudad argentina de Rosario rindió hoy homenaje a los cinco exalumnos que fallecieron este martes en el atentado perpetrado en Nueva York, a donde habían ido a celebrar el 30 aniversario de su graduación.

"Estamos profundamente conmocionados", señaló esta mañana en declaraciones a la prensa la vicedirectora de educación media del centro, Alicia Oliva, tras participar en el minuto de silencio que, en privado y sin acceso a prensa, realizaron en el patio alumnos y personal para recordar, según dijo, "que ellos siempre van a estar con nosotros".

Para ella, la escuela "siempre genera sólidos vínculos entre los compañeros" y por eso el grupo de antiguos estudiantes al que pertenecían las víctimas había decidido "hacer este viaje juntos después de 30 años".

El minuto de silencio se repitió en ambas sedes del instituto, que amanecieron con las banderas a media asta, y dio comienzo a una semana de "duelo y condolencias" en la que también se realizarán actividades "puertas adentro" relacionadas con el tema del terrorismo y la puerta del centro permanecerá "entrecerrada".

Hernán Mendoza, Diego Angelini, Alejandro Pagnucco, Ariel Erlij y Hernán Ferruchi murieron este martes mientras circulaban en bicicleta en el suroeste de la isla de Manhattan, tras ser arrollados por una camioneta, un ataque que dejó otros tres fallecidos y una decena de heridos.

Los argentinos formaban parte de un grupo de exalumnos que celebraba en la ciudad estadounidense 30 años de su graduación en dicho instituto, dependiente de la Universidad Nacional de Rosario.

Ricardo Berlot, uno de los profesores del centro que dio clase a los fallecidos, se mostró este miércoles "absolutamente golpeado y consternado" por lo ocurrido.

"Siento que perdimos una parte nuestra", afirmó en declaraciones a Radio El Mundo en las que apuntó que hoy es uno de los días más tristes pero, sobre todo, el "más increíble" de la historia del instituto politécnico, debido a la "distancia" y las condiciones en las que tuvo lugar el suceso.

"Esta gente estaba celebrando un aniversario de egresados (graduados). De ahí que la relación entre el hecho y la institución lo hace sentir más", valoró antes de apuntar que todos ellos eran parte de una comunidad que ahora quedó dañada y "golpeada".

"Queremos expresar nuestro más profundo dolor por lo acontecido y abrazar a todos sus seres queridos en este difícil momento por el que nadie, nunca, debería pasar", señaló anoche la escuela en un mensaje publicado en las redes sociales tras conocerse lo ocurrido.

Por su parte, la alcaldesa rosarina, Mónica Fein, se declaró "llena de dolor y consternación" y declaró tres días de duelo en la ciudad.

"Parece imposible que vecinos rosarinos estuvieran celebrando sus 30 años de graduados y vivieran esta terrible acción de una persona desquiciada, de un acto terrorista", afirmó.

Toda la ciudad se encuentra consternada por la noticia y el Monumento a la Bandera de Rosario, una de insignias de la ciudad, amaneció con la enseña a media asta, en señal de homenaje a las víctimas.

Este miércoles, el presidente Mauricio Macri aseguró que el atentado "ha pegado mucho" a todos los argentinos y afirmó que "no hay lugar para zonas grises" en el mundo actual, por lo que instó a comprometerse "de pie a cabeza" en la lucha contra el terrorismo.