•   Caracas, Venezuela  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El fiscal general de Venezuela, Tarek William Saab, anunció hoy que abrirá una investigación a los líderes opositores que han decidido no acudir a los comicios municipales de diciembre por no confiar en el Consejo Nacional Electoral (CNE) y que, señala, podrían estar incurriendo en un delito de "conspiración".

Saab explicó que, basándose en lo establecido en el Código Penal, el Ministerio Público "está preparando" una "investigación formal en contra de varios ciudadanos que han hecho este llamado público no solo a desconocer las instituciones de manera sistemática y reiterada, sino también de llenar de sangre este país a través de un clima de violencia".

El fiscal hizo esta declaración poco después de que el dirigente del oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) Jorge Rodríguez pidiera que se tomaran medidas contra los partidos opositores que han anunciado que no participarán en las municipales.

Según adelantó Saab, los opositores que no concurrirán a los comicios -quienes se han comprometido a hacer lo posible para renovar el CNE, pero no han llamado hasta el momento a sabotear las elecciones- podrían enfrentarse a cargos de "conspiración" e "instigación a la desobediencia".

El titular del Ministerio Público agregó que solicitará "en las próximas horas" al Tribunal Supremo un "antejuicio de mérito contra funcionarios que han llamado a desconocer las instituciones del Estado".

El antejuicio de mérito es el proceso con el que el Supremo determina si existen motivos para iniciar un juicio contra diputados y altos cargos del Estado contra los que no se puede abrir un proceso sin cumplir antes este paso.

Partidos opositores como Voluntad Popular (VP), del político privado de libertad Leopoldo López, y Primero Justicia (PJ), del dos veces candidato presidencial Henrique Capriles, han descartado presentarse a las elecciones a alcaldes al considerar que no existen las garantías mínimas para una votación justa y libre.

La alianza opositora de la que forman parte, la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), denunció numerosas irregularidades y casos de fraude en las elecciones regionales del pasado 15 de octubre, en las que el chavismo gobernante obtuvo 18 de las 23 gobernaciones, según resultados oficiales que no reconoce la oposición.

Durante su comparecencia, Saab alertó de las "voces aisladas pero peligrosas" que desde la oposición estarían intentando reactivar, con sus críticas al CNE, las protestas en la calle que el país vivió entre abril y agosto, que se saldaron con enfrentamientos casi diarios con las fuerzas del orden que dejaron más de 120 muertos.

El fiscal -cuya legitimidad no reconocen numerosos colegas de la región al haber sido nombrado por una Asamblea Nacional Constituyente que califican de fraudulenta- recriminó a la oposición no haber presentado denuncias ante el Ministerio Público por los supuestos atropellos cometidos por el CNE en las regionales.