•  |
  •  |
  • END

La fuerza aérea de Turquía atacó ayer por segundo día consecutivo posiciones del ilegal Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) en el norte de Irak, informó la cadena de noticias turca NTV.

La emisora citó la página de Internet de la Unión Patriótica de Kurdistán (PUK) diciendo que tres aviones militares bombardearon a las 14.30 hora local (12.30 GMT) varios objetivos en las montañas de Kandil, sin causar víctimas.

Las autoridades turcas no han confirmado estas informaciones, que hablan de ataques contra las regiones de Sasekan y Geliye, al norte de la ciudad de Erbil. Cebbar Yaver, el portavoz de las fuerzas de seguridad kurdas en el norte de Irak (peshmergas), confirmó los bombardeos y aseguró que no hubo víctimas.

La aviación turca atacó ayer lo que el ejército calificó como "importantes objetivos" en el norte de Irak, causando "cientos de bajas" entre los rebeldes del PKK.

Agregó que el PKK va a sentir "por experiencia que el norte de Irak ya no es un refugio seguro" para sus milicianos y que "no tiene ninguna posibilidad de derrotar al Estado turco".

La agencia pro-kurda Firat, sin embargo, aseguró ayer que en los ataques de ayer no se produjeron bajas entre los milicianos kurdos.

El Gobierno turco autorizó a finales de noviembre incursiones limitadas de sus fuerzas armadas en Irak para combatir las bases del PKK, que desde el norte iraquí ha lanzado reiteradas veces ataques al ejército turco.

Irak no hace nada, dice Turquía
Los militares turcos atacaron por primera vez el pasado 1 de diciembre pero el bombardeo más importante fue el del día 16, al que siguió una incursión terrestre de medio millar de soldados que combatieron a los guerrilleros del PKK en terreno iraquí y volvieron a Turquía el mismo día.

El espacio aéreo de Irak está controlado por Estados Unidos y varias fuentes confirmaron que los ataques turcos sólo fueron posibles gracias a una información de inteligencia entregada por Washington a Ankara.

Turquía acusa a las autoridades iraquíes en Bagdad y a las kurdas en el norte de Irak de no hacer nada contra la presencia del PKK en su territorio.

El PKK inició su lucha armada a favor de más derechos para la minoría kurda en Turquía en 1984 y desde entonces el conflicto ha causado más de 35,000 muertos.