•   San Juán, Puerto Rico  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, recibió hoy al gobernador de Florida, Rick Scott, en su segunda visita a la isla tras el paso del huracán María, la cual se enfocó en la ayuda que este estado ofrecerá para restaurar del sistema eléctrico de la isla tumbado por la tormenta.

El mandatario de Florida llegó a la isla con representantes de seis compañías eléctricas para comenzar conversaciones con la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) y el Cuerpo de Ingenieros del Ejército de los Estados Unidos (USACE, por su sigla en inglés) para agilizar el proceso de la recuperación del sistema eléctrico de Puerto Rico.

Se trata de las compañías Florida Power and Light, Duke Energy, Gulf Energy, Jacksonville Electric Authority, Next Era Energy y Talquin Electric Cooperative.

"El gobernador Scott me llamó antes y después del evento atmosférico y siempre ha estado dispuesto a ayudar a la isla", dijo en conferencia de prensa Rosselló.

El gobernador de Puerto Rico también destacó que el estado de Florida ha tenido experiencia en un proceso similar al que está pasando la isla.

Luego del embate del huracán Irma, la península pasó por el proceso de reconstrucción del sistema eléctrico más grande en la historia de Estados Unidos hasta ese momento.

El gobernador Scott agradeció la invitación de Rosselló y aseguró que su "prioridad es seguir ayudando a Puerto Rico después del huracán María. Estamos trabajando duro para ayudar con la electricidad y a todos los impactados por este huracán. Vamos a seguir trabajando juntos para que Puerto Rico pueda tener todo lo necesario para seguir adelante. Mi corazón está con todos los impactados por el huracán María".

El primer ejecutivo de Florida afirmó que visita diferentes ciudades del estado todos los días y aseguró que los ciudadanos estadounidenses quieren ayudar a Puerto Rico.

Además del estado de Florida, Nueva York y Puerto Rico suscribieron un acuerdo de ayuda mutua y desde mañana comenzarán a llegar 350 personas y se enviarán 220 camiones grúa -además de otro equipo especial- para reparar el sistema eléctrico.