•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Bombarderos supersónicos de Estados Unidos sobrevolaron la península de Corea el jueves, como parte de un ejercicio con aviones de Japón y Corea del Sur, dijo la Fuerza Aérea estadounidense, antes de que el presidente Donald Trump visite la región en una gira que estará dominada por el avance nuclear de Pyongyang.

La tensión se ha elevado ante el programa nuclear y de misiles balísticos de Corea del Norte, que recientemente ha realizado pruebas de misiles intercontinentales (ICBM) y su sexto ensayo nuclear.

Los vuelos de bombarderos supersónicos B-B1 Lancer en la zona suelen enfurecer a Corea del Norte, que calificó este viernes al ejercicio de "chantaje".

Dos aviones B-B1 partieron de la base aérea Anderson en Guam, y se reunieron en Japón con los cazas japoneses de la Self-Defense Force, indicó un comunicado de la Fuerza Aperea estadounidense en el Pacífico.

"Los Lancers se dirigieron luego a territorio coreano para integrarse a los cazas de la República de Corea (Corea del Sur) en el mar Amarillo", añadió el texto, que abundó que luego las aeronaves regresaron "a sus respectivas bases".

El ejercicio fue parte de "la continua presencia de bombarderos" en el Pacífico y "no fue en respuesta a ningún hecho presente", señaló el comunicado.

Esta operación se produce luego de una "muestra de fuerza" el 10 de octubre, en la que dos Lancers realizaron sus primeros ejercicios nocturnos con Japón y Corea del Sur.

LAS ADVERTENCIAS DE TRUMp

El presidente estadounidense, Donald Trump, advirtió eln la noche del jueves a China que Japón, "nación guerrera", podría tomar las cosas en sus propias manos si no se contiene la amenaza que representa Corea del Norte.

Las declaraciones del mandatario ocurrieron poco antes de partir en su primer viaje a Asia desde que llegó al poder, en una gira que estará dominada por las crecientes tensiones por el desafío nuclear de Pyongyang.

"Japón es una nación guerrera, y le digo a China y a todo el que escuche (...) van a tener un gran problema con Japón muy pronto si dejan que esto continúe con Corea del Norte", dijo Trump a la cadena FoxNews.

Sin embargo, Trump también dijo que el presidente chino Xi Jinping ha sido "realmente fantástico" con Corea del Norte, y que "China nos está ayudando".

Luego de una reprimenda de Trump por su supuesta inacción hacia las provocaciones de Pyongyang, China acompañó nuevas sanciones en Naciones Unidas contra Corea del Norte, y la relación de Xi con el líder estadounidense parece estar mejorando.

En julio, Corea del Norte lanzó dos misiles balísticos intercontinentales aparentemente capaces de alcanzar el territorio continental de Estados Unidos, que el líder norcoreano Kim Jong-Un describió como un regalo para los "bastardos estadounidenses".

Pyongyang dobló la apuesta con dos misiles que sobrevolaron Japón y su sexta prueba nuclear, de lejos la más potente hasta ahora.

Trump agita la amenaza de una acción japonesa contra Corea del Norte en momentos en que el primer ministro Shinzo Abe impulsa un cambio a la constitución pacifista, dictada en 1947 por Estados Unidos tras la derrota de Japón en la Segunda Guerra Mundial, con el fin de conformar un ejército nacional.

El mandatario estadounidense había amenazado con desatar "fuego e ira" sobre Corea del Norte, y ridiculizó a Kim llamándolo "Hombre cohete", quien respondió calificando a Trump de "trastornado mental".