•   Colombia  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El ministro del Interior de Colombia, Guillermo Rivera, viajó hoy al Cauca, una región del suroeste del país paralizada desde hace seis días por una protesta indígena que deja ya 60 heridos, entre civiles y policías, y graves afectaciones al transporte por carretera.

"A partir de hoy me sumaré al equipo del Gobierno nacional que desde hace un par de días viene adelantando conversaciones con voceros indígenas en el municipio de Caldono, en el departamento del Cauca", señaló el ministro a periodistas.

Como parte de la protesta, denominada "Minga Nacional", los indígenas paralizan desde el pasado 30 de octubre carreteras clave para el país como la Vía Panamericana a su paso por el Cauca, la región en donde las comunidades ancestrales son más poderosas.

En las manifestaciones 17 policías fueron retenidos el primero de noviembre por indígenas en zona rural del municipio de Pueblo Rico, en el departamento de Risaralda (centro), y liberados un día después.

Las autoridades de Risaralda, Cauca, Quindío (centro) y Chocó (noroeste) acordaron este sábado levantarse de la mesa de diálogo si los aborígenes se niegan a entregar las armas de los integrantes de la fuerza pública que estuvieron retenidos.

El secretario de Gobierno de Risaralda, Julio César Londoño, aseguró a medios de comunicación que "una vez entreguen las armas los representantes de los departamentos volverán a concertar con esas comunidades"

De otra parte, cuatro uniformados que formaban parte del esquema de seguridad del ministro de Agricultura, Juan Guillermo Zuluaga, fueron privados de la libertad este viernes en el Cauca y posteriormente entregados a una comisión de la ONU.

La situación en las carreteras del país, principalmente en el Cauca, es crítica por cuenta de las barricadas que han instalado los indígenas y que impiden el tránsito normal de vehículos particulares, buses de transporte público y camiones con víveres.

Asimismo, el general Ramiro Castrillón, comandante de la Policía de Tránsito, sostuvo que la Minga Nacional ha ocasionado dificultades en la circulación de vehículos por el puente de Saldaña, municipio del departamento del Tolima (centro), en donde se concentran indígenas de varias regiones.

Según la Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC), en el país hay 102 pueblos nativos, de los cuales el 62,7 % está en riesgo de extinción física y cultural.

De hecho, explicó la entidad, entre noviembre de 2016 y el 31 de julio de este año 30 indígenas han sido asesinados, seis desaparecidos, 115 amenazados y 3.490 permanecen en situación de desplazamiento.

Asimismo, la ONIC denunció que desde 1996 se han suscrito 1.392 acuerdos con el Gobierno nacional, la mayoría de los cuales se ha incumplido.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus