•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El presidente de EE.UU., Donald Trump, que se encuentra de gira en Japón, dijo hoy que estaba siguiendo desde allí la situación en el pueblo de Sutherland Springs (Texas), donde un tiroteo en una iglesia baptista ha dejado al menos 20 muertos y más de una decena de heridos.

"Que Dios esté con el pueblo de Sutherland Springs, Texas. El FBI y las agencias de la ley están sobre el terreno. Estoy siguiendo la situación desde Japón", escribió Trump en su cuenta oficial de Twitter desde Tokio, donde eran poco más de las 05.00 hora local.

La portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, dijo a los periodistas unas horas después que Trump estaba recibiendo "información regularmente sobre el trágico tiroteo en Texas".

"Nuestros pensamientos y oraciones están con todos los amigos y familiares afectados. Que Dios les proporcione consuelo en este momento de tragedia", indicó en un comunicado Sanders, y agregó que Trump había hablado por teléfono con el gobernador de Texas, Greg Abbott.

El incidente ocurrió en el templo First Baptist Church, en Sutherland Springs, a 45 kilómetros al sureste de San Antonio (Texas), donde hay una fuerte presencia policial, incluido el FBI, así como personal médico que ha transportado a varias personas a un hospital en la vecina ciudad de San Antonio.

El autor de los disparos murió cuando era perseguido, pero no está todavía claro si lo mataron las fuerzas de seguridad o se quitó la vida, dijo el alguacil del condado de Guadalupe, Robert Murphy.

Las autoridades locales han confirmado que el autor de los disparos es una sola persona, cuya identidad aun no ha sido difundida, si bien Vicente González, representante demócrata por Texas, dijo a la cadena Univisión que la persona autora de los disparos "no es de la comunidad".

La Policía local informó que ya no hay una "amenaza activa" en el templo, donde a la hora del suceso se oficiaba una misa.

Varios testigos han declarado que sobre las 11.30 hora local (17.30 GMT) un hombre armado ingresó en la iglesia y abrió fuego contra los que se hallaban en el pequeño templo, aparentemente con un rifle de asalto semiautomático.