•   Quito, Ecuador  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El senador estadounidense Rand Paul, del Partido Republicano, tiene cinco costillas rotas y hematomas en sus pulmones debido al asalto que sufrió este viernes en su casa de Bowling Green (Kentucky), según informó hoy su oficina.

Las heridas de Paul son más graves de lo informado inicialmente y, según su jefe de campaña, Doug Stafford, no está claro cuándo podrá volver a Washington.

"No está claro exactamente cuándo podrá volver a trabajar, dado que tanto el dolor como la dificultad para desplazarse, incluido de volar, son considerables", indicó Stafford en un comunicado citado por el diario The Washington Post.

Stafford precisó que de las cinco costillas rotas de Paul, tres son fracturas desplazadas, lo que significa que los huesos están parcial o completamente rotos, un tipo de herida "causada por una fuerza mayor" ejercida "a una gran velocidad".

El legislador también tiene "hematomas en los pulmones", causadas por las costillas rotas, lo que podría alargar su recuperación varios meses, según Stafford, porque ese daño puede llevar a otros problemas médicos como sangrado interno o neumonía.

Paul, un senador de tendencia libertaria que en las elecciones primarias de 2016 estuvo entre los aspirantes republicanas a la Presidencia de Estados Unidos, agradeció hoy desde su cuenta de Twitter el "abrumador apoyo" que ha recibido tras el "desafortunado incidente del viernes".

"Gracias por sus pensamientos y oraciones", escribió el senador.

No están claras las circunstancias de la disputa entre Paul y su agresor, identificado como Rene Boucher, que era su vecino y fue acusado este viernes de asalto en cuarto grado, un cargo que acarrea un máximo de un año de cárcel.

Boucher, un anestesista de 59 años, salió de la cárcel local este sábado tras pagar una fianza de 7.500 dólares, según informa el diario local "Bowling Green Daily News".

Según ese periódico, que cita la orden de arresto de Boucher, Paul dijo a la policía que su vecino entró a su propiedad y le placó por detrás, tirándole al suelo y causándole dificultad para respirar y heridas en el rostro.