•   Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Un hombre abrió fuego ayer en una iglesia de Texas, matando a “alrededor de 26 personas” en pleno servicio religioso en ese estado del sur de Estados Unidos, en un país aún impactado por el peor tiroteo de su historia ocurrido en octubre, en Las Vegas.

Albert Gamez Jr, un responsable del condado de Wilson, donde se encuentra la First Baptist Church de Sutherland Springs, dijo a la AFP que había sido informado de un balance de “27 muertos y más de 20 heridos”, pero señaló que esperaba confirmación formal de esa cifra.

El comisario del condado, Joe Tackitt, dijo a su vez a la cadena NBC que “cerca de 25 personas” habían muerto y otras diez habían resultado heridas.

“El atacante murió”, dijo a la AFP un portavoz del comisario del vecino condado de Guadalupe, precisando que la Policía no se había enfrentado con él. “Estaba en su vehículo”, señaló.

“Que Dios esté con la gente de Sutherland Springs, Texas. El FBI y agencias de la ley están en la escena. Estoy monitoreando la situación desde Japón”, escribió en Twitter en su primera reacción al tiroteo el presidente estadounidense Donald Trump.

El senador republicano por Texas, Ted Cruz, y el gobernador del estado, Greg Abbott, también expresaron en Twitter sus “oraciones” en favor de las víctimas y sus agradecimientos a los “valerosos primeros auxilios” y a las fuerzas del orden que acudieron a la escena del crimen.

Una portavoz del Centro Médico Connally Memorial en el cercano pueblo de Floresville dijo a la AFP que habían recibido “ocho pacientes después del tiroteo”, y que tres de ellos habían sido luego “trasladados al hospital universitario de San Antonio”, una de las grandes ciudades de Texas, a unos 50 km al noroeste.

Debate sobre las armas

Los disparos comenzaron hacia las 11H30 locales (17H30 GMT) en la First Baptist Church de Sutherland Springs, señaló en su portal la cadena KSAT12.

Según este medio, un testigo explicó que vio a un hombre ingresar a la iglesia y de inmediato comenzar a disparar sobre los parroquianos. De acuerdo a la prensa local, alrededor de 50 personas asisten en general a estos servicios religiosos.

El 1 de octubre, Estados Unidos sufrió el peor tiroteo de su historia, cuando un hombre armado disparó desde una habitación de un hotel de Las Vegas, Nevada, matando a 58 personas e hiriendo a cerca de 550, de las 22,000 que asistían a un concierto al aire libre de música country.

El autor de la masacre, Stephen Paddock, un rico contador jubilado de 64 años que se suicidó tras el ataque, había transportado un verdadero arsenal a su habitación del piso 32 del hotel Mandalay Bay. El grupo Estado Islámico (EI) reivindicó el ataque, pero los investigadores no han encontrado elementos que permitan sostener esa hipótesis y desconocen aún las motivaciones de Paddock.

El incidente de Texas ocurre además una semana después que un ciudadano uzbeko arrollara peatones y ciclistas en Manhattan con una camioneta, matando a ocho personas, entre ellas cinco argentinos. El EI dijo que el atacante era uno de sus “soldados”, contra el cual el presidente Trump pidió la pena de muerte.

Dos años antes, un supremacista blanco, Dylann Roof, entró a la iglesia de Emanuel, en Charleston, Carolina del Sur, símbolo de la lucha de los negros contra la esclavitud, y mató a tiros a nueve personas. En enero pasado, Roof fue condenado a la pena capital.

Todos los años, más de 33,000 personas mueren en Estados Unidos, víctimas de las armas de fuego (22,000 de los casos son suicidios), de acuerdo a un estudio reciente. El debate sobre la reglamentación de las armas se relanza tras cada tiroteo, sin que la legislación pueda ser modificada, debido, entre otros motivos, a la influencia ejercida por la Asociación Nacional del Rifle, el poderoso lobby de las armas.

Principales tiroteos múltiples ocurridos en las últimas décadas en Estados Unidos con más de diez víctimas mortales:

-     1 de agosto de 1966.- Charles Whitman, tirador de élite, mata a 16 personas desde la azotea de la Universidad de Austin (Texas). El día anterior había asesinado a su mujer y a su madre.
-     18 julio 1984.- Oliver Humberty, veterano de Vietnam, mata a tiros a 22 personas en un restaurante en San Diego (California), antes de ser abatido por la Policía.
-     20 agosto 1986.- Patrick Henry Sherrill, un cartero estadounidense amenazado de despido, acaba con la vida de 14 personas en una oficina postal de Edmond (Oklahoma).
-     29 diciembre 1987.- Gene Simmons, sargento retirado, perturbado por sus problemas económicos, asesina a 16 personas, de ellas cinco miembros de su familia, en Russellville (Arkansas).
-     16 octubre 1991.- El camionero George Hennard causa 22 muertos en una cafetería de Killeen (Texas) antes de suicidarse. 
-     20 abril 1999.- Dos estudiantes matan a 13 personas y hieren a 23 en la escuela de Columbine, en Littleton (Colorado), antes de suicidarse.
-     16 de abril de 2007.- Seung-Hui Cho, de 23 años, acaba con la vida de 32 personas y se suicida en el campus universitario en Blacksburg (Virginia).
-     5 de noviembre de 2009.- El siquiatra militar Nidal Hasa mata a tiros a 13 personas en el Centro de Procesamiento de Preparación de Soldados en Fort Hood (Texas).
-     14 de diciembre de 2012.- Adam Lamza mata a 26 personas, entre ellas 20 niños, en una escuela primaria de Newtown, en Connecticut, antes de suicidarse. El día anterior había asesinado a su madre en su casa.
-     16 de septiembre de 2013.- Aaron Alexis mata a 13 personas antes de acabar con su vida en el Mando de Operaciones de la Armada en Washington DC.
-     1 de octubre de 2015.- Diez personas, incluido el agresor, mueren en un tiroteo en un centro universitario de Oregón. 
-     2 de diciembre de 2015.- 14 personas fallecen en un tiroteo registrado en un centro de ayuda para discapacitados en San Bernardino (California), protagonizado por el matrimonio formado por Syed Farook y Tashfeen Malik.
-     12 de junio de 2016.- El ciudadano estadounidense de origen afgano Omar Mateen mata a 49 personas en un club gay de Orlando (Florida).
-    1 de octubre de 2017.- Al menos 59 muertos (incluido el autor de los hechos) y medio millar de heridos en un tiroteo indiscriminado contra los asistentes a un concierto de música country en Las Vegas, el más grave en los últimos años en Estados Unidos.