•  |
  •  |
  • EFE

Un casco azul que había sido herido hace un mes en un ataque de los rebeldes ugandeses del Frente Democrático Aliado (ADF, siglas en inglés) falleció en la República Democrática del Congo (RDC), lo que aumenta a tres los fallecidos, informaron hoy fuentes de la ONU.

El ataque fue perpetrado el pasado 9 de octubre contra una base de la MONUSCO, la misión de estabilización de Naciones Unidas en el país, ubicada en la región de Beni (este).

"La misión de estabilización de Naciones Unidas de la RDC lamenta anunciar el deceso de uno de sus soldados de paz, de nacionalidad tanzana", comunicó la portavoz la Monusco, Francoise Marshall.

Las fuerzas de paz afirmaron que están determinadas a continuar el trabajo al lado del pueblo congolés y a cumplir su misión de restaurar la paz y la seguridad de la población civil.

El Gobierno de República Democrática del Congo, por su parte, expresó también sus condolencias por la muerte del agente de paz y tuvo palabras de reconocimiento para la MONUSCO, que realiza un trabajo difícil en circunstancias gran inestabilidad en la región de Beni.

En el ataque contra la misión de los cascos azules, que entonces había dejado dos bajas mortales y tres heridos, los rebeldes ugandeses degollaron también a 22 civiles que trataban de huir de la zona.

La MONUSCO se creó en 1999 y para la ONU sigue siendo necesaria para contribuir a la estabilización del país, inmerso en un frágil proceso de paz tras la segunda guerra del Congo (1998-2003).

Una de las principales tareas de la misión es combatir al ADF, una de las organizaciones armadas que siguen actuando en el país tras el desarme en noviembre de 2014 del grupo rebelde M23, que llegó a controlar buena parte de la región.

El grupo inició su campaña de violencia en 1996 en el distrito de Kasese, en el oeste de Uganda, tras lo cual se expandió a varias zonas cercanas a la frontera con la República Democrática del Congo.

La mayoría de las ofensivas del Frente Democrático Aliado tiene lugar en la provincia oriental de Kivu Norte y en ciudades del noreste del país como los alrededores de Beni e Ituri, además de Bas-Ule, en el norte de la RDC.

Los enfrentamientos entre el ADF y el Ejército congolés, así como los ataques de la guerrilla ugandesa contra civiles, provocan constantes matanzas en esta zona especialmente volátil del país africano.

Un informe publicado el 18 de septiembre por el Grupo de Investigación sobre el Congo, vinculado a la Universidad de Nueva York, asegura que miembros del Ejército de la RDC están involucrados junto al ADF en la oleada de asesinatos masivos que asola la zona de Beni desde 2014.