•   Roma, Italia  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Agentes del cuerpo de Carabineros (policía militarizada) detuvieron hoy a Roberto Spada, miembro de una supuesta familia mafiosa, después de que agrediera a un periodista ante la cámara rompiéndole la nariz de un cabezazo.

El arresto tuvo lugar en su casa de Ostia, en el litoral romano, donde se produjeron los hechos, y durante el mismo se vivieron momentos de tensión ya que varios jóvenes increparon a los agentes de policía, informa el periódico romano "Il Messaggero".

Se le acusa de provocar lesiones con el agravante de haber actuado "en un contexto mafioso".

El ministro del Interior italiano, Marco Minniti, agradeció a los carabineros y afirmó que "la detención de Roberto Spada es la demostración de que en Italia no existen zonas francas", según un comunicado.

El suceso se produjo el martes, cuando el periodista de la RAI, Daniele Piervincenzi, trataba de entrevistar a Spada sobre el apoyo de su familia a un partido neofascista en las elecciones municipales del domingo en Ostia.

Tras varias preguntas Spada propinó un cabezazo al reportero, rompiéndole la nariz, y le echó de la puerta del gimnasio en la que se encontraban golpeándole con una porra y persiguiendo por la calle tanto al periodista como al cámara, que grabó la agresión.

La imágenes de este suceso se han hecho virales y han suscitado el rechazo de autoridades como la alcaldesa de Roma, Virginia Raggi, que avanzó su participación el sábado en una manifestación contra la mafia en ese municipio del litoral romano.

El escritor Roberto Saviano, autor de numerosos libros sobre la criminalidad organizada italiana, recordó que el agresor pertenece al clan Spada y que su hermano fue condenado a 10 años de prisión por extorsionar con métodos mafiosos.

Y subrayó que Ostia es "tierra de mafia y de intimidación", al igual que otros municipios sureños vinculados tradicionalmente al crimen como el calabrés San Luca, el siciliano Corleone o el napolitano Casal di Principe.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus